Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Greis Cifuentes

Columnista ElOlfato.com
greiscifuentes

¿Cuál es la representación política de las mujeres para las elecciones de 2019?

Al comparar el número de mujeres inscritas para cargos de elección popular en los comicios del 2019, 2015 o del 2011, las mujeres seguimos estando rezagadas en el ejercicio político.

El panorama no es alentador pues no hay un progreso sustancial. De acuerdo con cifras de la Misión de Observación Electoral (MOE), el 62,47% de las candidaturas es de hombres, mientras que el 37,53% es de mujeres. Esto lo confirman las listas de candidatos previstas por algunos partidos para el periodo 2020 - 2023. Por ejemplo, en el partido Liberal de 370 candidatos que aspiran a alcaldías tan solo el 12% es de mujeres; en el Partido Polo Democrático Alternativo, de 104 candidatos a Alcaldías, el 11.5% es de mujeres.

Lo esperado sería que los porcentajes de representación entre hombres y mujeres fueran similares, o al menos que no existiera ese abismo de subrepresentación. Es evidente que el liderazgo en los partidos y movimientos políticos está aún dominado por los hombres, y que no hay los avances requeridos en materia de género.

¿Por qué el panorama no ha cambiado? ¿Por qué a pesar de algunas acciones afirmativas no hay una representación paritaria de género? Se puede decir que parte de la responsabilidad recae sobre las organizaciones políticas, las cuales aún están en deuda con la inclusión real, efectiva y democrática de las mujeres en la contienda electoral. Sus procesos no son democráticos, ni objetivos.

Por supuesto hay excepciones, como lo demuestra el movimiento político de mujeres Estamos Listas, en Medellín. Frente al desolador escenario citado, el movimiento decidió organizarse y trabajar colectivamente, con el interés de garantizar la inclusión de la perspectiva de género en la agenda política, y hoy tiene una lista cerrada al Concejo de 14 mujeres y 6 hombres.

El argumento de que ‘no hay mujeres’ para incluir en las listas o que, cuando se incluyen son ‘mujeres de relleno’ está mandado a recoger, porque como bien dicen las mujeres de Estamos Listas: ¡Si estamos listas! Somos buenas y tenemos la capacidad de gobernar.

Valdría la pena recordar que ¡no somos un segmento de la población, somos más de la mitad de la población!

Sin embargo, aunque lo justo, ideal y necesario es tener una Ley de paridad y alternancia, mientras se logra esta ilusión, se requiere trabajo colectivo frente a los obstáculos (costumbres políticas, estereotipos, prejuicios, actos de violencia política contra las mujeres, limitaciones en el financiamiento de campañas, por mencionar algunos) que han impedido nuestra participación en los escenarios de poder y toma de decisiones, y si debemos unirnos para abrir esos espacios que así sea.