Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Cortolima responde ante el inconformismo ciudadano por la tala de árboles en el sector de la Guabinal

Esta semana fue noticia en Ibagué la tala indiscriminada que se realizó en uno de los bosques que se encuentran sobre la avenida Guabinal, más exactamente en el sector de Los Cámbulos.
Medioambiente
Autor: Redacción Medioambiente
Autor:
Redacción Medioambiente
Foto: EL OLFATO

Esta semana fue noticia en Ibagué la tala indiscriminada que se realizó en uno de los bosques que se encuentran sobre la avenida Guabinal, más exactamente en el sector de Los Cámbulos.

Allí, en el conjunto residencial que se encuentra ubicado junto a Caracolí, cerca de 53 árboles de 18 diferentes especies que representaban 114,83 metros cúbicos en madera, fueron talados generando una bandada de inconformismo por parte de los ciudadanos vecinos del lugar.

Y es que el grito que pegaron en el cielo fue compartido por diferentes ciudadanos que acostumbraban a pasar por esta importante avenida apreciando el hermoso bosque que sobresalía del lugar.

Así las cosas, este fin de semana la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, tuvo que salir al paso al enojo de los ibaguereños advirtiendo que no existían impedimento para realizar el aprovechamiento forestal requerido por los propietarios del terreno. 

Por otra parte, Jorge Enrique Cardoso, director de Cortolima, agregó que “el predio de la avenida Guabinal es un predio de engorde que urbanísticamente en el POT es viable construir allí casas, Cortolima recibió la solicitud de trámite del aprovechamiento forestal y ese permiso contó con todos los requisitos”.

Cardoso también dice que este bosque no hacía parte de un “ecosistema estratégico” y que este permiso fue solicitado directamente por el propietario del lote.

“Tengo entendido que ese sitio se despejó precisamente para construir un conjunto residencial, según información del mismo señor solicitante”, dijo Cardoso a EL OLFATO.

En cuanto a la compensación ambiental que se debe hacer por el sacrificio forestal, está se realizó por un valor de $13.588.904 los cuales deben ser pagados en un mes de plazo.

Frente a la reposición de los árboles, aparte del valor compensado, el solicitante del permiso deberá en una hectárea sembrar 1.100 árboles que corresponden a los 53 arboles talados. Esta compensación debe realizarse una vez terminado el proceso de tala en el terreno.

De igual forma, la resolución emitida por Cortolima número 2306 del 4 de julio de 2019 resuelve que la madera que se extraiga del lugar no se puede vender o distribuir con fines comerciales y podrá ser utilizada en él área del proyecto o entregársela a las comunidades del sector para que se beneficien con este recurso.