Pasar al contenido principal

Cortolima expresa su preocupación por la silenciosa intervención de Petrobras en el bosque Galilea

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

La preocupación por el bosque Galilea aumenta. Los riesgos de que muchas de sus 33.000 hectáreas estén siendo intervenidas por la multinacional brasilera Petrobras son altas. Aún así, lo que más alarma, es la falta de conocimiento que se tiene sobre este proyecto, ni siquiera la autoridad ambiental, Cortolima, ha sido puesta al tanto sobre qué está sucediendo al interior de uno de los ecosistemas más importantes del departamento. Situaciones que hacen pensar en lo peor: fracking.

Y es que solo hasta hace poco la Corporación Autónoma Regional del Tolima pudo conocer un acuerdo de 2004, el cual aparece firmado por el alcalde y concejales de Villarrica de la época donde autorizan el cambio del uso del suelo con el fin de permitir la exploración minera y de hidrocarburos en el sistema estratégico de Galilea. (Ver: Uno de los bosques más importantes del Tolima bajo amenaza del fracking: Cortolima)

“Cortolima no lo conocía, ¿por qué?, porque ese acuerdo no fue concertado en el trámite de cambio del uso del suelo ante nosotros. No podemos mandar eso a Procuraduría porque ya prescribió la acción disciplinaria. Entonces, como estamos concertado la modificación del EOT (Esquema de Ordenamiento Territorial) de Villarrica, producto del estudio de remoción de este municipio, vamos a incluir un artículo derogando ese acuerdo”, explicó Jorge Enrique Cardoso, director de la Corporación. (Ver: Gobernación ratificó ante la Contraloría General su compromiso de reubicar a Villarrica)

No obstante, lo más curioso, es que justo dos años después de que se autorizara el cambio del uso del suelo, a Petrobras le es otorgada la licencia de exploración convencional. Una licencia que ahora están presentando como “no convencional”, lo que es fácil de traducir para Cardoso. 

“Lo que nos preocupa actualmente es que Petrobras está identificando ese polígono de hidrocarburos, primero lo aprobaron como convencional, pero ahora lo están presentando como no convencional, es fracking. Alta probabilidad de que estén tramitando una exploración a través del fracking”, aseveró el director de Cortolima.

¿Qué puede hacer la Corporación?

Cardoso reconoce que no tienen información suficiente para establecer lo que está sucediendo dentro del bosque y menos después del incidente presentando semanas atrás cuando les fue impedido el paso por parte del Ejército y empleados de Petrobras.

“Cortolima no tiene información, lo que estamos diciendo es que nos dejen terminar el estudio de caracterización de flora y fauna para valorar qué importancia tiene en el ecosistema y hasta que no lo terminemos no hagan nada, pero es lo que han desobedecido, por eso fue que metieron un ejército”, manifestó.

Con este estudio podrían sustentar ante el Ministerio de Ambiente y la Anla (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) la importancia de la defender este ecosistema, un pulmón para la región, el cual hace parte del corredor que conecta con el bosque Andino y los páramos del Parque Nacional Natural Sumapaz. (Ver: Militares y empleados de Petrobras impiden acceso de funcionarios de Cortolima al Bosque Galilea)

Por ahora, tratan, primero, de establecer una cita con la Anla y la Agencia Nacional de Hidrocarburos para pedirles que le expliquen no solo a la autoridad ambiental, sino a todos los villariquenses, qué está sucediendo en su territorio.

Segundo, esperan terminar en el mes de noviembre con la caracterización que vienen llevando a cabo con la Universidad del Tolima, bueno, si Petrobras y el Ejército les permiten el paso a un espacio natural el cual es propiedad de los miles de tolimenses que se benefician de este.

Más de 30 hectáreas deforestadas que advierten del peligro

Un sobrevuelo realizado por la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima), permitió la identificación de más de 30 hectáreas que han sido deforestadas y que pertenecen al bosque Galilea, zona en la que actualmente la multinacional Petrobras viene ejecutando actividades de extracción no convencionales.

Una tala preocupante ya que este bosque es el hogar de 576 especies, de las cuales 74 son maderables, siendo Drago, Roble, Almanegra, Resino y Masato, sus especies más representativas y las que cuales están siendo desaparecidas. (Ver: Detectan más de 30 hectáreas deforestadas en el bosque Galilea, zona en la que interviene Petrobras)

“Identificamos que aproximadamente más de 30 hectáreas vienen siendo deforestadas en la zona de amortiguación del bosque Galilea, por ello hemos de requerir a las autoridades civiles, militares y sobre todo a la Fiscalía General de la Nación para que se adelante una visita, un operativo sorpresivo en efectos de capturar esos aserradores ilegales que están entrando al bosque”, aseveró Cardoso.

Datos que todos tolimenses deben conocer

  • Este bosque de niebla es el último del departamento y es uno de los ecosistemas más amenazados de Colombia.
  • Cortolima busca convertir este bosque en un Área Regional Protegida para protegerlo de exploración y explotación petrolera convencional y no convencional.
  • El bosque, ubicado entre los municipios de Icononzo, Melgar, Prado, Dolores, Villarrica, Purificación y Cunday en el Tolima y cuatro municipios más del departamento de Cundinamarca, ocupa 107 veredas y abastece los ríos Cunday, Prado y Negro, los cuales surten los acueductos veredales de su área de influencia.
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker