Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Corporación Festival Folclórico mintió para quedarse con el contrato de $2.605 millones para organizar las fiestas de junio

La secretaría de Cultura de Ibagué y la Dirección de la Oficina de Contratación omitieron la severa crisis económica de la Corporación Festival Folclórico y le entregaron $2.605 millones para organizar las fiestas de mitad de año, recursos que podrían estar en riesgo por la insolvencia del cooperante. 
Investigación
Autor: Luis Eduardo González
Autor:
Luis Eduardo González
Foto: EL OLFATO

El director ejecutivo de la Corporación Festival Folclórico, Ronald Ochoa, mintió en los estados financieros que presentó la entidad ante la Oficina de Contratación de la Alcaldía de Ibagué, para quedarse con el contrato por $2.605 millones que le adjudicó la Secretaría de Cultura Municipal.

Ochoa, en la descripción de la profunda crisis que tiene la Corporación Festival Folclórica, sostuvo que pagarían más $216 millones que aún le deben a la empresa Moriah Company por el irregular Alumbrado Navideño de 2016, con la venta de la casa del barrio La Pola a Infibagué. (Ver: ¿Alcaldía lanza 'salvavidas' de $2.605 millones a la Corporación Festival Folclórico?

Con esta negociación, supuestamente, evitarían que el subcontratista bogotano continuara con el embargo de sus cuentas bancarias. Por lo menos así aparece consignado en la evaluación del informe financiero que aparece en el portal de contratación del Estado (Secop).

Pero ahora, ya con el contrato celebrado, el representante legal de la Corporación cambió su versión. Ochoa dijo que ya no venderán la casa de La Pola a Infibagué, pero tampoco precisó de dónde saldrán los recursos para pagar la deuda de hace tres años y evitar el embargo de sus cuentas. (Ver contrato de las fiestas de 2019)

“Podría existir la posibilidad de hacer esa venta, pero no la estamos considerando en este momento”, dijo.

El representante de la Corporación explicó que la venta del inmueble a Infibagué hace parte de los estados financieros de 2018, pero que en los primeros cinco meses de este año mejoró su situación económica con otros negocios como “el alquiler de vallas”

Lo extraño es que con el alquiler de vallas no pudieron pagar la millonaria deuda que tienen con Moriah Company desde el año 2016. 

“No somos la más rentable del país, pero a hoy estamos mucho mejor”, aseveró Ochoa. 

Y cuando se le preguntó por las deudas que tienen en este momento, el directivo contestó: “No te puedo dar ahorita datos exactos”.

Lo único cierto es que la secretaria de Cultura, Cristina Prada, y la directora de la Oficina de Contratación de la Alcaldía de Ibagué, Jennifer Aya, omitieron la severa crisis económica de la Corporación Festival Folclórico y le entregaron $2.605 millones para organizar las fiestas de mitad de año, recursos que podrían estar en riesgo por la insolvencia del cooperante. 

Esta crisis económica la originó la Alcaldía de Ibagué con la celebración del convenio de 2016 para el montaje del Alumbrado Navideño, proceso irregular que hoy tiene al alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo respondiendo ante la justicia por el delito de celebración de contratos sin el cimplimiento de requisitos. (Ver: Aplazan dos meses audiencia preparatiria de juicio contra el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo)