Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Contraloría General advierte detrimento de cerca de $20.000 millones en obras del Triángulo del Sur del Tolima

La auditoría estableció 19 hallazgos administrativos y disciplinarios y de los cuales cuatro son con incidencia fiscal y cinco con alcance penal.
Región
Autor: elolfato.com
Autor:
elolfato.com

La Contraloría General determinó un presunto detrimento por la suma de  $19.460.573.575 que vincula a Coporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima), la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla), Fonade y la Agencia De Desarrollo Rural (ADR).

Esto con base en el informe de auditoría llevado a las obras del Triángulo del Sur del Tolima, cuya área de influencia comprende los municipios de Coyaima, Purificación y Natagaima. 

Entre los hallazgos que configuran el presunto detrimento, se da cuenta del pago de $2.068 millones por parte de Cortolima y Fonade, a través de la suscripción del convenio 2082902 de 2008, para la compra de mejoras en terrenos baldíos, propiedad de la Nación. 

De acuerdo con la Contraloría, estas entidades no tenían competencia para realizar pago. Además, de que el área de los tres predios sobrepasaba ampliamente las hectáreas de una Unidad Agrícola Familiar (Uaf) , susceptible de adjudicar de acuerdo con la ley 160 de 2004.  

Según el órgano de control fiscal, esta ley advierte en su artículo 72  que "ninguna persona podrá adquirir la propiedad sobre terrenos inicialmente adjudicados como baldíos, si las extensiones exceden los límites máximos para la titulación señalados por la Junta Directiva para las Unidades Agrícolas

Familiares en el respectivo municipio o región", situación que  la acreditaban los tres predios. 

La Contraloría hace énfasis en que "Cortolima como contratista participó en la selección de los predios, estudio de títulos y en la decisión de hacer los pagos por estas mejoras". 

Por otra parte, se establece como presunto detrimento la no destinación de  $519.693.246 (año 2000) para la compra de predios para la conservación del río Chenche. 

Estos dineros correspondían al 3 % del valor total de  la construcción de la presa Zanja Honda y que se debía destinar para compensar los impactos ambientales derivados de la operación del proyecto. 

La Contraloría,  advierte que las aguas del río Chenche no han sido concesionadas para el riego de sistemas agroproductivos y aún así se están usando para este fin, puesto que en la presa Zanja Honda se mezclan las aguas del río Saldaña y Chenche.

Además, del no licenciamiento ambiental de Zanja Honda como elemento integral del distrito de riego del Triángulo del Sur del Tolima y que colleva a un conflicto entre la ANLA y Cortolima. 

No obstante, para la Contraloría el mayor detrimento se concentra en el no pago de la tasa por el uso del agua por la suma de $16.791 millones por parte de la Agencia De Desarrollo Rural (ADR) y en favor de Cortolima.

La ADR asumió la licencia del Triángulo del Sur del Tolima, tras la liquidación del Incoder en 2016. 

En agosto de 2018, Cortolima remitió a la ADR la primera factura de cobro acumulado por uso del agua desde 2007 hasta el 2018, por la suma de $16.791 millones, correspondiendo $9.316 millones al pago de intereses. 

Estos dineros debían ser destinados a los gastos de protección y renovación hídrica de las cuencas asociadas al río Saldaña. 

Según el órgano de control fiscal, hubo fallas por parte de la corporación al incumplir su función de hacer el cobro oportuno de los dineros. 

Por parte del Incoder hoy ADR, por el no pago y por parte de la ANLA por no adelantar las acciones sancionatorias y de seguimiento para el pago de la tasa por el uso del agua del distrito de riego.