Pasar al contenido principal

Contraataque

Columnista ElOlfato.com

Las declaraciones de Jorge Alexander Pérez, “El chatarrero”, rendida ante la Fiscalía y leídas durante la audiencia concentrada al exalcalde de Ibagué Luis H Rodríguez, tiene cosas interesantes a lo largo y a lo ancho.

Lo primero, es la confirmación inequívoca que sí hubo una empresa criminal para desfalcar al erario y a los Juegos Nacionales, de eso no hay la menor duda. Empresa, que insisto, le fue advertido al exalcalde en varias oportunidades, de manera privada y pública en al año 2013, y este año es crucial para analizar la actuación del exsenador Mauricio Jaramillo Martínez, que salió al ataque como es frecuente cuando hay acusaciones o decisiones de la justicia.

Así lo hace reiteradamente Álvaro Uribe o Andrés Felipe Arias, Musa Besaile, “El Ñoño Elías”, el magistrado Bustos y recientemente el senador Benedetti y por supuesto esos ataques también son contra la prensa.

Pero más allá de la posición del exsenador y su hermano, el alcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo contra la prensa, se debe decir con claridad meridiana, que a Mauricio Jaramillo, le importaba un pito, lo que estaba pasando con el desfalco de los Juegos.

Esto a pesar de lo que se anunció públicamente de la manipulación de los estudios y diseños, en el año 2013, de las denuncias contra el curador urbano número dos en el año 2014, de la contratación amañada, tanto del complejo de la 42 y el Parque deportivo, en el mismo año 2014, él como comerciante y político, suscribió contratos para el manejo de tierras y escombros en el año 2015.

Tal vez no por las cantidades y precios y eso a mí la verdad, no me importa mucho, si perdió o ganó, si le pagaron o no, lo que realmente se debe resaltar es el silencio, tanto de el exsenador, como del actual senador Guillermo Santos, de la bancada Liberal en la Asamblea del Tolima, que hoy se rasga la vestiduras, de la bancada de esa colectividad en el Concejo de Ibagué.

Ya uno entiende el por qué: primó el comerciante antes que el político y no se puede escudar que había renunciado al Senado, lo cual es cierto pero no lo es, que como político no está actuando en cuerpo ajeno. Acaso olvida que como político organizó la elección del actual Alcalde y la continuación de esa alianza para las próximas elecciones.

Con relación a la intervención del exconcejal de Ibagué Oscar Berbeo en el carrusel de los Juegos Nacionales, quien también anunció denuncias y tiene demandas contra su socio 'El chatarrero', todavía para este “quemado político” como me dice, debe explicar, cómo adquiere una empresa y que según su propio dicho, la puso a funcionar y estaba rindiendo con creces su inversión, se la vende a un desconocido que no tiene vida crediticia, que no es conocido en el ámbito empresarial, cómo se pactó el pago, qué garantías se le dio y además se la fia y para pagar, ¿cómo? Sencillo, con los contratos de los Juegos Nacionales. Negocio que se derrumbó porque los socios se tumbaron entre sí.

Es doloroso ver a la familia de Luis H., pero cómo es posible que ninguno de ellos, ni su carismática esposa, reconocida por su agilidad comercial y experta financiera, lo hayan detenido y puesto un alto en el camino cuando era inevitable que los escenarios no se construirían y solo atinaron prorrogar los contratos para darle aire con un posible triunfo de su advenedizo candidato.

Todos estaban como su jefe, siendo comerciantes, entonces sólo queda negociar con la justicia o hundirse solo porque 40 años en prisión por hacer mandados no es justo para Luis H.

Reitero, personalmente no me alegra que sean condenados o encarcelados los de la empresa criminal, además, eso es del resorte de la justicia porque realmente, y esa es la lucha para todos los ibaguereños, lo que debe primar es la construcción de nuestros escenarios y no importa si se es comerciante o político.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker