Pasar al contenido principal

Conozca qué hacer si un niño sufre un accidente

Ibagué
Autor:
Autor:

Los accidentes ocurren en el momento menos esperado, sin embargo saber cómo actuar cuando suceden, puede ser la diferencia para evitar que las lesiones  se agraven, aliviar el dolor y ayudar a la recuperación del niño.
 
La mayoría de accidentes ocurren en los hogares, por ello es importante tratar de prevenirlos estando atento a los movimientos de los niños y alejar los objetos que puedan herirlos.
 
Los ahogamientos por ingerir objetos, quemaduras y cortaduras son los accidentes más comunes en los niños. Conozca lo que debe hacer en cada caso.

Ahogamiento

Los niños pequeños por curiosidad se llevan objetos a la boca y que en cualquier descuido pueden ingerir. Si el objeto es grande puede quedarse alojado en el esófago y causar dolor, dificultad para tragar o asfixia.
 
Si esto ocurre, lo que los especialistas recomiendan es mantener la calma y evitar darle bebidas o golpear la espalda del menor inadecuadamente, pues con eso el objeto puede moverse y la obstrucción puede ser total.
 
Si el niño es mayor de un año, debe mirar la boca y extraer el objeto si es accesible. Si no puede hacerlo, ponga al niño de pie e con la cabeza inclinada hacia abajo, luego pase una mano por las axilas para sujetar el pecho y con la otra mano dele cinco golpes en la parte alta de la espalda.
 
Si después de esto el atoramiento continúa, haga cinco compresiones abdominales o la maniobra de Heimlich.
 
Si el niño es menor de un año, extraiga el objeto si es accesible. Si no es posible, ubique al niño boca abajo sobre sus piernas y dé cinco golpes en la espalda, entre los omoplatos. Si la obstrucción continúa, póngalo boca arriba en sus piernas y haga cinco compresiones en el centro del pecho con los dedos índice y medio.

Quemaduras

Lo primero que debe hacer es eliminar la causa de la quemadura: si es por fuego, apague las llamas cubriendo con una manta; si es por una sustancia como agua o aceite, retire la ropa que esté impregnada, además debe quitarle los anillos, pulseras y relojes.

Después debe enfriar la quemadura con agua fresca durante 10 a 20 minutos. Si la piel está roja, aplique crema hidratante. 


Nunca rompa las ampollas, solo límpielas con un antiséptico. Tampoco aplique remedios caseros como tomate, vinagre, café, aceite, pomadas o crema dental, pues aunque alivien el dolor en el momento, pueden ser perjudiciales para la cicatrización. Además, si hay ropa pegada a la piel, no trate de despegarla.
 
Recuerde que debe acudir a un centro médico si la quemadura es profunda, no duele, es extensa o afecta partes como las manos, cara, boca, nariz, ojos, cuello, codos, rodillas, genitales o plantas de los pies.

Cortaduras

Cuando un niño se corte no ponga sobre la herida café, miel, polvos o pomadas, esto solo generaría una infección.
 
Lo que debe hacer es lavarse las manos antes de tocar la herida. Después límpiela con jabón y agua para que los cuerpos extraños salgan. A continuación seque la herida con gasa limpia y a pequeños toques, no utilice algodón o alcohol. Si el niño está sangrando, haga presión con gasa estéril.
 
Si la herida es profunda no intente curarla, haga presión sobre la hemorragia para detenerla y traslade al menor a un centro de salud.
 

Fotos: Suministradas de Internet
 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker