Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Conozca cómo actúa y cómo se debe prevenir la lepra

Los departamentos con la mayor cantidad de casos registrados de lepra en 2019 son Norte de Santander Tolima y del Valle del Cauca.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Tomada de internet

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante el 2017, más de 211.000 personas padecían de lepra. En Colombia, según cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Salud, durante el 2018, 373 colombianos fueron diagnosticados con esta enfermedad y los hombres tenía mayor proporción con 60.1 %, de los casos; las mujeres representaron el 39.9 % de los casos reportados.

La Vicepresidencia de Salud de Nueva EPS, reveló que actualmente existen 54 afiliados que padecen esta patología. Por género, los hombres continúan siendo los más afectados, con el 67 % de los casos reportados, mientras que, en mujeres, el porcentaje fue del 33 %.

De acuerdo con los resultados de la Vicepresidencia, a diciembre de 2019 los departamentos con la mayor cantidad de casos registrados fueron Norte de Santander, Tolima y Valle del Cauca.

Para conocer en detalle esta enfermedad, que en principio parece un tema bíblico o que no tiene vigencia, consultamos a Vivian Bernal, médico especialista de Nueva EPS, con el fin de entender qué implica la lepra en pleno siglo XXI. 

¿En qué consiste?

“La lepra o enfermedad de Hansen es una patología infecciosa producida por la bacteria (Mycobacterium Leprae), que afecta la piel y los nervios periféricos causando úlceras cutáneas, daño neurológico y debilidad muscular que puede aumentar con el tiempo”, confirmó la especialista.

De igual manera, la doctora Bernal confirmo que su contagio se da por el contacto directo entre un enfermo no tratado con posibilidad de transmitir y una persona susceptible, por un tiempo prolongado, es decir, alrededor de tres a cinco años.

¿Cómo saber si se ha adquirido la enfermedad?

A diferencia de lo que se piensa comúnmente, la especialista confirma que esta enfermedad no es tan contagiosa como se cree, pues “la gran mayoría de las personas no desarrollan la patología a pesar de tener contacto con la persona afectada, puesto que el sistema inmune es capaz de atacar la bacteria. Sin embargo, las vías de transmisión incluyen las secreciones respiratorias y en menor medida las heridas en la piel”.

Signos de alarma

  • Lesiones cutáneas crónicas, que no son de nacimiento y que no mejoran con tratamientos o con el pasar de los días.
  • Aparición de manchas en la piel (blanquecinas, rojizas o cobrizas)
  • Heridas que presentan disminución de la sensibilidad al tacto, al calor o al dolor.
  • Adormecimiento, o perdida de sensibilidad en partes del cuerpo (manos y pies).
  • Debilidad muscular.

Una vez diagnosticada la enfermedad ¿qué se debe tener en cuenta?

La doctora Bernal confirma que si un afiliado es diagnosticado, ingresa inmediatamente al programa de ‘Hansen’ de Nueva EPS, donde se le realiza un acompañamiento en su proceso de tratamiento y rehabilitación a través de un equipo de médicos, el cual realiza las siguientes actividades:

Controles periódicos con medicina, enfermería, nutrición, psicología, fisioterapia y otras especialidades de acuerdo a la evolución de la enfermedad.

Acompañamiento al grupo familiar, con el fin de eliminar el estigma frente a la lepra.

Seguimiento a los familiares con el objetivo de identificar casos de manera temprana.

¿Cómo se puede prevenir la lepra?

La lepra se puede prevenir realizando una revisión periódica de la piel, buscando manchas o adormecimientos. De igual manera, la especialista explica que de presentarse “algún tipo de lesión que esté asociada a un adormecimiento, es prudente comunicarle al médico de manera inmediata, más si se ha presentado contacto prologando con un paciente que tenga la enfermedad. En el caso de que convivan con una persona que tenga lepra, es fundamental asistir anualmente a un control con el fin de prevenir el posible contagio”. 

*Con información de Nueva EPS.