Pasar al contenido principal

Concejo de Ibagué, mermelada extra

Columnista ElOlfato.com

Cada entidad territorial municipal en Colombia cuenta con una corporación administrativa, elegida para ejercer funciones durante cada cuatro años y que de acuerdo a la categoría del municipio se determina el número de sus integrantes, para el caso de la capital del Tolima.

En total son 19 miembros con responsabilidades constitucionales y legales, como servidores públicos, más las que por su condición de ser ciudadanos en ejercicio y representativos de la sociedad que representan es todo un reto pero desde que se les reconoció a esas corporaciones honorarios por cada sesión en que se participe, así en muchos casos, solo sea para atender el llamado a lista fue perdiendo su esencia de servicio ciudadano.

Se volvió costumbre dejar los proyectos más importantes para sesiones extras, con lo que se cumplen dos objetivos: el 'regalito' para concejales y la seguridad de la aprobación. La actual administración del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, “Con Todo el Corazón”, no ha sido la excepción a pesar de su siempre cuestionado discurso, cuando un día dice una cosa y al otro el mismo corrige cifras, fechas, nombres, iniciativas, prioridades, etc.

Las sesiones ordinarias del Concejo por ley, se limitan a ciento cincuenta, para lo cual cada concejal percibe sus honorarios pero además, cuando las circunstancias lo requiera, la importancia de los proyectos y la urgencia de los mismos sea indispensable, se podrá citar a sesiones extraordinarias hasta 40 sesiones por año.

Para el año 2016 se citó cuarenta días de extras al Concejo Municipal de Ibagué, es decir, el límite máximo de ley a un costo de $280.329.990, para un promedio por concejal de $14.754.210, sin embargo, según información entregada por el propio Concejo, durante las extras tan solo se aprobaron cinco acuerdos municipales que bien había podido estudiarse en las ordinarias pero recordemos que por la inexperiencia del gabinete se negaron 13, se retiraron 12, se archivo uno.

De iniciativa del Concejo se registra 11 proyectos durante esta anualidad y se resalta la presentada por el Concejal, William Rosas, el servicios de urgencias para mascotas de estratos uno y dos, y el de Humberto Quintero; “Se Implementa lineamientos para la Política Pública de Seguridad y Convivencia”, y pare de contar.

En lo que va recorrido el año 2017, las extras de la Corporación edilicia, abarca 29 días y un costo de $ 208.888.736 con aprobación de seis acuerdos, se pensaría entonces, que el alcalde reduciría los días de extras y los costos pero creo entender porque no ha llegado al límite, porque como se ha vuelto tradición, en época navideña los regalos para el ciudadano serán cargas impositivas, en esta oportunidad la valorización y para los Honorables, once días de extras por los servicios recibidos.

Para el presente año la iniciativa del alcalde y concejales es absolutamente paupérrima, tan solo 14 proyectos de acuerdo, la que sin duda marcara un hito es la presentada por el Concejal, Harold Oswaldo Lopera: “ Por el cual se declara el día de la libertad religiosa”.

Bajo esta modalidad de sesiones extras de dejar lo importante y lo urgente, no para la ciudad sino para el mandatario de turno, se aprobó por parte del Concejo anterior los 11.5 millardos para Typsa y ya sabemos lo que pasó pero claro, muchos de esos concejales son repitentes y saben cómo es la cosa.

Sería injusto decir que todos los concejales están de acuerdo pero no es así pero deben plegarse a lo que disponga la mayoría y de no hacerlo, incurrirían en incumplimiento de deberes o abandono porque parece que el espíritu de servicio quedó en una simple mermelada navideña como la de diciembre de 2013.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker