Pasar al contenido principal

Comunidad denuncia que no llegó apoyo de la Policía para evitar trifulca en alrededores del Estadio

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

“Dios y Patria, necesitamos apoyo, esto se llama crónica de una muerte anunciada, no es posible que se estén agarrando a machete y cuchillo, todo por la insuficiencia de la Policía, disculpen que lo diga con rabia, pero desde hace rato estábamos pidiendo la colaboración de la Policía…”.

La voz de desespero, que se escucha en un audio de Whatsapp, es de Carlos Julio Hernández Fernández, el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Los Mártires, de Ibagué, en un momento de indignación en el que reclama por los hechos de violencia registrados la noche de este miércoles en los alrededores del Estadio Murillo Toro.

El líder comunal, que hace parte de una red de apoyo de la Policía, denuncia que hacia las 7:49 de la noche del miércoles se armó una trifulca en la cancha oriental, junto al Estadio Murillo Toro, entre algunos hinchas del Deportes Tolima y unos jóvenes del barrio conocidos por el consumo y venta de vicio en el sector.

Unos con machetes y otros con cuchillos se vieron envueltos en una fuerte riña, en medio de niños de una escuela de fútbol y los padres de familia que atemorizados y angustiados corrían con sus hijos para evitar alguna lesión.

Hernández informó que como líder comunal y miembro de la red de apoyo comenzó a llamar a pedir apoyo de la Policía desde las 7:00 de la noche porque el ambiente se veía tenso.

Usted sabe que el consumidor y el jíbaro aparecen en la noche. Entonces cogen de pantalla a los padres y a los niños de la escuela para consumir en la cancha. Uno de los profesores de la escuela me llamó que los ayudara porque el olor a vicio era terrible y eso se estaba llenando de consumidores”, recuerda el líder comunal.

Enseguida comenzó a llamar al CAI Estadio a pedir apoyo y presencia de las patrullas, con el fin de evitar cualquier alteración, pero afirma que los uniformados no llegaron.

Las cosas se caldearon cuando, según el líder, llegaron al lugar unos 150 hinchas del Deportes Tolima porque en muchas ocasiones entran en conflicto con jóvenes del barrio que son consumidores de drogas.

“Le envié dos mensajes de auxilio a la Policía, ahí los tengo en el Whatsapp, pero ellos no llegaron. Algunos jóvenes del barrio les buscaron problema a los hinchas del equipo y se armó la batalla campal. Los policías solo aparecieron cuando ya había la pelea, yo salí en pantaloneta y era lamentable ver a los papitos corriendo con los niños de la escuela de fútbol…”, narra el presidente de la junta.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker