Pasar al contenido principal

Comandante de la Policía pide que se evalúe la posibilidad de trasladar la cárcel de Picaleña

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Nicolás Carmen Aristizábal, es bogotano, tiene 48 años y lleva 26 días en Ibagué.

El oficial ha hecho toda su carrera en el servicio de inteligencia, fue asesor de la Procuraduría General de la Nación y se desempeñó como subdirector de la Policía Fiscal y Aduanera.

En menos de un mes, ha logrado dar golpes importantes a la delincuencia en la ciudad, pero su llegada a la capital del Tolima la marcó el atros crimen de la niña Rosmery Castellón, feminicidio cometido por un peligroso recluso de la cárcel de Picaleña que un juez le otorgó un permiso de 72 horas. (Juez envió a la cárcel de Picaleña a presunto asesino de Rosmery Castellón)

EL OLFATO: ¿Para usted y para sus hombres, el caso de Rosmery Castellón representó más que una misión operacional?

CORONEL NICOLÁS CARMEN: Sí, nos identificamos todos y creo que toda la ciudadanía. Muchos en esa audiencia lloramos porque vimos el dolor de los padres y casi que nos reflejábamos en ellos, porque todos tenemos una hermana, una hija, una sobrina, una vecina y no quisiéramos nunca, que pasaran por una situación de estas. (Un preso de la cárcel de Picaleña que estaba de permiso sería el principal sospechoso del asesinato de Rosmery Castellón)

Quiero aprovechar estos momentos para pedirle a Dios que le dé toda la fortaleza posible y que traiga paz, tranquilidad y serenidad a los corazones de los papás de esta hermosa niña.

E.O.: ¿Usted tiene hijas coronel?

C.N.C.: Tengo una hija que acaba de cumplir 15 años y eso sensibiliza el tema con la niña Castellón. Lógicamente, eso fue un punto de honor y lo dije en varios medios de comunicación, que iba a dejar hasta el último de mis alientos por poner a ese bandido tras las rejas. (Fiscalía pedirá una condena de 60 años de prisión para presunto asesino de Rosmery Castellón)

E.O.: Con esta situación que ocurrió, ¿qué hará ahora con todos esos internos de alta peligrosidad que salen de permiso cada 15 días?

Nos toca ajustar los protocolos para evitar un hecho similar. Tendremos que hacer un censo que nos permita caracterizar cuántos de ellos tienen estas conductas que han sido repetitivas y generar algún tipo de alerta.

E.O.: ¿Qué pasa con los criminales que salen de permiso y no tienen dinero para desplazarse hasta sus lugares de origen?

C.N.C.: Cuando capturamos a este delincuente (Elver James Melchor) le preguntamos por qué lo hizo y la primera respuesta que dio era que la culpa había sido del papá, porque no le había puesto el dinero rápido para viajar a Pereira. Se demoraron en ponerle el giro (de dinero) y, según él, se le había metido el diablo. Esta es una persona que ya está enferma.

E.O.: ¿La ubicación de la cárcel en la ciudad, al lado de tantos barrios, es un problema de seguridad para usted y para la comunidad?

Es una preocupación de la Alcaldía de Ibagué, de toda la ciudadanía y de la Policía Nacional. Verdaderamente es mano de obra criminal calificada que sale a gozar de unos permisos que están contemplados en la ley, y eso yo no lo puedo desconocer.

Es claro que nos genera mucha zozobra, especialmente, porque tenemos que redoblar esfuerzos para contener todas las amenazas que esto pueda representar.

E.O.: ¿Siempre se ha dicho que Ibagué debería tener cárcel por fuera de la ciudad, usted es partidario de eso?

C.N.C.: No podría entrar a calificar porque represento una Institución, se lo dejo en consideración a las personas que toman decisiones al respecto porque es un tema que debería evaluarse.

E.O.: De otro lado… El tema del consumo de drogas en las calles de Ibagué es un problema creciente… ¿Qué hacer con este flagelo?

C.N.C.: Tenemos caracterizado e inventariado una serie de expendios de microtráfico, por eso venimos adelantando un plan de trabajo con la Fiscalía General de la Nación, para iniciar intervenciones oportunas.

De esas intervenciones que van a ser sistemáticas y sostenidas. Vamos a desarticular algunos clanes pequeños y aplicar la extinción de dominio de todas esas casas, bienes y propiedades que están siendo utilizadas para la comercialización estupefacientes.

Quiero ser muy claro, los bienes que se encuentren arrendados y que estén siendo utilizados para este tipo de comercio pasan a extinción de dominio y luego van directamente a la Sociedad de Activos Especiales, SAE, que es la que empieza a administrar ese tipo de casos, porque esos bienes no se devuelven.

Entonces las personas que tengan en arriendo esos lugares y conozcan que están ejerciendo esas actividades, deben denunciar para nosotros tomar acciones porque la ley es clara y queda de propiedad de una vez del Estado.

E.O.: ¿Desde qué edad inician el consumo de droga en Ibagué?

C.N.C.: Hay muchachos que inician casi que desde los 10 y 12 años, hay otros que empiezan desde los ocho años.

Regularmente los jóvenes consumen marihuana, porque creen que no les hace daño, porque es natural. Desafortunadamente, terminan como todos conocemos: con bazuco, con boxer, en medio de la delincuencia, robando para consumir y finalmente en la cárcel.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker