Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Chatarrero: 2 – Ibagué: 0; el otro negocio que coronó el excontratista de la Unidad Deportiva de la 42

Jorge Alexander Pérez logró un negociazo con la Fiscalía en Ibagué. Devolverá bienes por $2.000 millones, aunque recibió más de $14.000 millones de la administración de Luis H. Y, para completar, en menos de cuatro años estará en libertad.
Investigación
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa
Foto: EL OLFATO

Del excontratista de la Unidad Deportiva de la calle 42 Jorge Alexander Torres se ha dicho que es un tipo de buenas, ostentoso, charlatán y muy hábil para los negocios.

Precisamente, esta última característica la revalidó recientemente en Ibagué, una ciudad que seguramente nunca olvidará.

Y no la olvidará por dos razones. La primera es porque en 2015 dejó de ser un discreto comerciante bogotano dedicado, entre otras cosas, a la compra de inservibles o chatarra, para convertirse en el contratista estrella de los fallidos Juegos Deportivos Nacionales.

A través, de maniobras ilícitas y pago de coimas, se quedó con el contrato para la remodelación y construcción de la Unidad Deportiva de la calle 42 por $37.299'884.006. La administración del exalcalde Luis H. Rodríguez le desembolsó -en un año- $14.417.861.613, pero la obra no se terminó. (Ver: Adjudicaron contrato de la 42 a consorcio representado por experto en trasteos y chatarra)

Alias ‘El chatarrero’ fue capturado en septiembre de 2017, pero a pesar de eso, Ibagué sigue siendo la ciudad de su buena suerte. Y aquí va la segunda razón por la que esta capital es inolvidable para este hombre de 45 años. (Ver: Capturan a 'El Chatarrero', responsable de las obras en la Unidad Deportiva de la 42)

Pese a cometer serios delitos de corrupción, la Fiscalía General de la Nación le otorgó un extraordinario beneficio que lo dejará en corto tiempo en libertad.

Pérez suscribió un preacuerdo con la Fiscalía Segunda Especializada de Ibagué para pagar solo siete años de cárcel por los siguientes delitos: Enriquecimiento ilícito de particulares, peculado por apropiación, cohecho por dar u ofrecer, interés indebido en la celebración de contratos y contrato sin el cumplimiento de requisitos legales.

Eso quiere decir que en menos de cuatro años estará en libertad (ya ha pagado tres) y, muy probablemente, cuando salga de La Picota, la obra seguirá inconclusa.

Pero esto no es todo. Aunque el excontratista recibió más de $14.000 millones de la Alcaldía de Ibagué, apenas devolverá unos cuantos bienes avaluados en $2.000 millones. Eso fue lo que aceptó la Fiscalía y, ahora, el Imdri tendrá que encartarse con esas propiedades.

Aquí solo falta que un juez avale este cuestionado preacuerdo y la sentencia se concrete. 

El negociazo

Para probar que el excontratista hizo otro buen negocio basta con analizar dos casos de corrupción.

Por ejemplo, por el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales de 2015 fue sentenciado a cinco años de prisión el joven arquitecto del Imdri Mauricio Campos del Cairo.

Él recibió $5.000.000 para agilizar una cuenta de cobro de la empresa española Typsa -encargada de los diseños de los escenarios deportivos-. (Ver: Exasesor del Imdri pagará cinco años de prisión por recibir coima de $5 millones)

Su condena es casi la misma que se le impondrá a Jorge Alexander Pérez, pese a que se apoderó de $14.000 millones y manipuló también la licitación del Parque Deportivo.

Y el otro comparativo llega de la Costa Atlántica. Esta semana, la Fiscalía anunció que una de las cabezas del ‘cartel de la hemofilia’, que se quedó con $1.500 millones de la salud, pagará una pena de 10 años tras las rejas. Menos plata y más años preso.

“El Juzgado Primero Penal del Circuito de Córdoba condenó a 120 meses de prisión a Alfredo Ignacio Ceballos Blanco, excoordinador del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) del departamento, luego que la Fiscalía General de la Nación lograra un preacuerdo al demostrar su responsabilidad en la apropiación de más de 1.500 millones de pesos destinados al suministro de medicamentos a pacientes con hemofilia”, dijo  la entidad en un comunicado. 

Así las cosas, Ibagué sigue sumando derrotas en su frustrada carrera de construir los escenarios deportivos y los responsables del desfalco están quedando en libertad.

Por eso Jorge Alexander Pérez suma dos negocios buenos, mientras que la ciudad sigue sin escenarios y sin justicia.