Pasar al contenido principal

Cerca de 500 niños están esperando ser adoptados en el Tolima

Nación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

En el departamento del Tolima hay 490 niños que están a la espera de ser adoptados, de acuerdo con el Instituto Colombiano del Bienestar Familiar (ICBF). De estos, 325 permanecen en centros de protección y hogares sustitutos de Ibagué anhelando pertenecer a una familia.

Según Oscar Ríos, director del ICBF en el Tolima, durante el año 2017 se adoptaron cada mes, en promedio, de dos a tres menores. Mientras que en lo que va de 2018, tan sólo cuatro niños han encontrado un nuevo hogar.

“Para nosotros lo importante en cualquier proceso de adopción es que las familias que tomen esta decisión, protejan, cuiden y amen a nuestros niños. Varios de los menores ya han encontrado familias idóneas que les van a garantizar condiciones de vida que merecen para su desarrollo íntegro”, indicó el funcionario.

¿Cuál es el proceso para adoptar a un niño?

De acuerdo con Ríos, las familias que deseen iniciar con el proceso de adopción deben demostrar su idoneidad “para cuidar, amar y proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes” y cumplir con una serie de requisitos que exige el instituto.

“En este proceso, las familias postulantes, colombianas o extrajeras, deben cumplir con los requisitos establecidos por la Ley, como ser plenamente capaz, tener 25 años de edad cumplidos, demostrar la idoneidad física, mental, moral y social suficiente para ofrecerle una familia adecuada y estable a un menor de 18 años de edad, y tener al menos 15 años más que el adoptable”, explicó Ríos.

Las etapas de la adopción

El director además mencionó que el proceso de adopción, que puede durar hasta un año, tiene dos etapas: la administrativa, en la cual se declara adoptable al niño, y la judicial, en donde la adopción es decretada a través de sentencia en los Juzgados de Familia.

“Con estos lineamientos el ICBF, tiene la posibilidad de seleccionar las familias que garanticen un hogar estable y seguro, además del desarrollo armónico del niño”, dijo Ríos.

¿Qué pasa cuando se completa el proceso?

Una vez se surtan todos los trámites requeridos por el ICBF -que son gratuitos-, la adopción es irrevocable, es decir no se puede echar para atrás, asimismo, el niño o niña adoptivo llevará los apellidos de sus nuevos padres.

De otro lado, el menor deja de pertenecer legalmente a su familia biológica y se extingue todo parentesco de consanguinidad.

“Hacemos un llamado especial a las familias tolimenses que sueñan con tener un hijo, para que abran sus corazones y les den la oportunidad a los niños mayores de 10 años que han sido declarados en adoptabilidad, para hacer parte de sus vidas, para que los llenen de amor y les brinden el cuidado y la protección que merecen y necesitan”, concluyó Ríos.

Así está la adopción en Colombia

Según cifras reveladas por el ICBF en Colombia actualmente existen más de 25.056 menores de edad atendidos por esta institución, que se encuentran en centros de protección y hogares sustitutos.

Además, se calcula que cada mes ingresan 2.000 niños más al sistema. Según la entidad como consecuencia del posconflicto se espera que la cifra aumente.

Por otro lado, de acuerdo con el instituto, desde el 2010, un total de 6.610 personas (solteros y a parejas ubicados tanto en el país como en el exterior) han solicitado adoptar niños en Colombia.

Para conocer más del proceso de adopción ingrese aquí

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker