Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Wilson Leal

Columnista ElOlfato.com

Carlos Fernando, El breve

Terminó el reinado de Carlos Fernando en el Ibal. Será reconocido el suyo como el reinado de Carlos Fernando el Breve, parafraseando el mote de “Pipino” rey de los Francos quien, a decir verdad, aunque así se le conoce, no fue tan breve porque gobernó desde 751 a 768 y se convirtió en punto de partida de las dinastías merovingia y carolingia.

Breve Carlos Fernando que ocupó el trono gerencial tan solo cuatro meses y vivió en carne propia las dificultades que a las que se expone un ser vivo, cuando se presta a ser utilizado como marioneta por un ventrílocuo que desde la sombra sigue siendo el gerente en el día y candidato oficialista de noche.

Cesó la horrible noche para Carlos Fernando a quien deberá reconocérsele su tolerancia, la que quedó evidenciada al conservar una tímida sonrisa el día en que su jefe lo ridiculizó en plena plaza pública, en frente de miles de personas teletransportadas para un evento en el que se le trató de inepto e incapaz de aproximarse siquiera al brillo e inteligencia del gerente saliente y hoy candidato a la Alcaldía de la ciudad.

Nuestros parabienes para Carlos Fernando, que salió de ese gabinete en el que solo pueden permanecer aquellos que tienen tan poco amor propio como para aceptar el ultraje, la ofensa y la agresión como forma de dirección de un equipo.

Carlos Fernando El breve se fue, pero deja en su escritorio muchos interrogantes:

¿Llegará entonces a reemplazar a Carlos Fernando alguien que tenga independencia y carácter para liderar procesos de la importancia y magnitud de la solución a la problemática de agua potable a los barrios del sur?

¿Acaso en la sucesión al trono, llegará al escritorio otra figura permisiva que deje que otro gerencie desde las sombras y que el alcalde lo ridiculice cuando como casi todos los días no amanezca de buen ánimo?

¿Es viable la candidatura de Girón de llegar a incumplir los compromisos adquiridos por el Gobierno en el acuerdo suscrito con las comunidades del sur?

Pero, sobre todo ¿cumplirá el Alcalde su promesa de entregar agua potable a los barrios del sur en diez meses?