Pasar al contenido principal

Cárcel de El Espinal: así fue la recuperación de 700 internos contagiados por COVID-19

Con agua de panela y moringa, sumado a todos los protocolos sanitarios, la cárcel está libre del virus con el 100% de recuperados y ningún fallecido.
Justicia
Autor: Fernanda Rojas
Autor:
Fernanda Rojas

Durante el 2020 la cárcel de El Espinal registró una de las cifras más altas de contagios por COVID-19 en el Tolima. Cerca de 700 personas privadas de la libertad contagiadas que a la fecha están totalmente recuperadas y no se han reportado fallecidos.

Según María Arely Aguirre Rodríguez, directora (e) de la cárcel de El Espinal, la contención de esta enfermedad se debe a las estrategias adoptadas desde el Ministerio de Salud con el acompañamiento del equipo de sanidad otorgado por el Inpec, quienes desarrollaron una excelente labor en medio del caos.

Los profesionales de la salud lograron que los internos del centro penitenciario se recuperaran del virus, adicionalmente, Aguirre dice que el suministro de una bebida especial también les ayudó.

“Cuando tuvimos el brote del virus, les dimos a los contagiados mucha agua de panela, limón y moringa líquida. Otro punto importante fue una buena alimentación”, puntualizó.

El lavado constante de las manos, el uso constante de tapabocas, el distanciamiento físico y una buena higiene general en la cárcel ha conllevado a que no registren casos positivos de COVID-19.

“En diciembre se realizaron las visitas para las personas privadas de la libertad y gracias a la aplicación de protocolos de bioseguridad, ningún interno resultó contagiado”, agregó.

Actualmente la cárcel implementa una estrategia de aislamiento con los internos que llegan de las estaciones de Policía y aquellos que regresan del permiso de 72 horas.

“Los aislamos durante siete u ocho días aproximadamente, así controlamos quienes llegan contagiados y lograr su recuperación. Se trasladan a una zona especial para evitar la propagación de la enfermedad”, acotó.

Aguirre es consciente que durante meses el centro penitenciario acaparó las noticias en los medios de comunicación de la región, a su vez, la sociedad en general tenía la percepción que en la cárcel de El Espinal no se lograría disminuir el brote de contagio y que el escenario sería trágico, no obstante, lograron con éxito contener el virus.

“Un señor en Villavicencio nos donó la moringa. Él nos contactó y nos donó varios tarros de este líquido. Agradecemos también al equipo de trabajo de sanidad, cuerpo de custodia y vigilancia, así como administrativos. No estamos exentos de que vuelva un brote de contagio, pero seguiremos cumpliendo con las medidas sanitarias que nos ha funcionado”, concluyó.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker