Pasar al contenido principal

Cáncer de seno y ovario: ¿Herencia u otros factores?

El cáncer se origina como el crecimiento celular no controlado, en un órgano o tejido que puede generar un compromiso local o diseminación a distancia.

Cerca de un 70 por ciento del cáncer de seno no tiene un factor de riesgo específico; sin embargo el desarrollo sexual temprano, la ausencia de embarazos antes de los 30 años, la menopausia tardía, el alcoholismo, antecedentes familiares de tumores malignos y factores genéticos como los relacionados a los genes BRCA1 y BRCA2, de su nombre en Inglés (riesgo de cáncer de seno uno y dos), han sido relacionados.

En el año 2012 el cáncer de seno representó la tercera causa de mortalidad en la población femenina colombiana.

Es por este motivo que en las últimas décadas se han implementado diferentes técnicas de detección temprana y tamizaje.

Los países desarrollados han mostrado un importante efecto positivo sobre la mortalidad,  mediante la difusión masiva de información que permite la identificación temprana de lesiones sugestivas de cáncer, y por tanto el diagnóstico precoz.

La detección oportuna de tumores de mama es y ha sido de interés estatal, y actualmente existe reglamentación oficial en la que se contemplan indicadores de cumplimiento y metas de cobertura en el Sistema General de Seguridad Social de Colombia.

Si bien la mayoría de los cánceres no tienen un factor hereditario, aproximadamente el 15 por ciento de los casos son debidos a predisposición genética.

Patrones específicos de herencia del cáncer de seno y ovario son ligados a variantes en los genes BRCA1 y BRCA2, adicionalmente los síndromes de LiFraumeni y Cowden presentan un incremento en el riesgo de tumor de mama.

La función de estos genes es suprimir el crecimiento de células tumorales, por lo que alteraciones en su estructura ( mutaciones ) conllevan al mal cumplimiento de su función.

El mecanismo mediante el cual esta información es transferida de generación a generación, implica un riesgo alto ( 50 porciento ) de hijos de personas afectadas, de adquirir la mutación y desarrollar la enfermedad.

Es importante que los pacientes sepan y conozcan la posibilidad de tener una enfermedad de origen genético y hereditario, pues el diagnóstico confirmatorio permite implementar medidas que reducen el riesgo de muerte y complicaciones, así como intervenir de forma oportuna en los familiares en riesgo, aún cuando no han sido afectados por la enfermedad.

 ¿Cuándo se debe consultar por riesgo de cáncer hereditario?

  • Diagnóstico de cáncer de mama en  menor de 40 años
  • Mutación ya identificada en un familiar
  • Dos tumores primarios de seno en un mismo individuo

 Diagnóstico de cáncer de seno a cualquier edad si:

  • Algun familiar con cáncer de seno a edad es igual o mayor de 50 años
  • Algun familiar con tumor de ovario
  • Dos familiares con cáncer de seno o páncreas

 Hombre con tumor de mama

Asociación de cáncer de mama con tumor de páncreas, próstata, endometrio, tiroides, gástrico difuso, médula adrenal, cerebro y leucemia.

El mensaje final está dirigido a todas aquellas personas que han sido victimas de tumores de seno u ovario, o quienes tienen antecedentes familiares de cáncer de piel, tiroides, páncreas, próstata, colón, cerebrales o linfoides.

Esto para que soliciten información complementaria a sus médicos tratantes, que permita identificar si en su familia hay un riesgo aumentado de generar tumores y se tomen las medidas necesarias para confirmar el diagnóstico.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker