Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Camilo Delgado dice que renunciará al partido Liberal si vuelven a escoger candidatos a dedo

General
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El concejal Camilo Delgado anunció su intención de ser candidato a la Alcaldía de Ibagué en las elecciones regionales del próximo año y aseguró que presentará su nombre con o sin el apoyo del partido Liberal.

Asimismo, manifestó que renunciará a esta colectividad si vuelven a escoger candidatos a dedo. Además, reconoció que se equivocó liderando los procesos de elección del Personero y Contralor Municipal.

¿Por qué lanzarse a la Alcaldía de Ibagué?

Nosotros hemos querido ser, no solamente bastante prudentes, sino también un poco más orientados a unos consensos en los diferentes sectores de Ibagué. Para nadie es un secreto que todos los partidos están desprestigiados y pretender representar a un partido únicamente creo que es la peor forma de empezar una campaña a la Alcaldía.

Ese es el primer paso que quisimos dar el día de ayer cuatro amigos que nos conocemos desde hace varios años; empezar a mirar la forma en que se construya una propuesta que salga desde la ciudadanía, de los líderes sociales, y que no se quede simplemente en una decisión de tres o cuatro dirigentes dando avales a dedo como ha sucedido históricamente en Ibagué.

¿Tendría que retirarse del Concejo de Ibagué para aspirar a la Alcaldía?

La ley 1475 de 2011 que sanciona la doble militancia y que establece el régimen de inhabilidades, tiene claramente definido que una situación es la inhabilidad de los servidores públicos, que tienen la obligación de renunciar un año antes de la inscripción, y otra es la de los servidores públicos que somos elegidos por voto popular, a quienes no se nos aplica este tipo de inhabilidad. Aplicaría si pensáramos en este momento en renunciar al partido político y buscar una aval por otro partido.

¿Cree que pertenecer al partido Liberal desprestigiaría su campaña a la Alcaldía de Ibagué?

El problema no son los partidos, son los dirigentes. Creo que con toda la crisis que ha vivido el partido Liberal, particularmente la última generada por esas posturas que ha asumido César Gaviria, le da a los que nos sentimos militando de corazón dos posibilidades: abandonar el barco y dejar que se hunda o entrar a hacer parte de la solución desde lo local.

Lamentablemente todas las decisiones quedaron allá concentradas en Bogotá, pero en los municipios, en las provincias, en los departamentos se ve reflejado que ese impacto negativo de la forma como nuestros dirigentes nacionales han asumido la dirección del partido, pues no puede tener eco en la dirigencia del partido a nivel municipal y departamental. Por eso creemos que podemos hacer algo para rescatar el verdadero liberalismo. El problema no es la institución política, sino sus dirigentes.

Creemos que una candidatura válida aquí en Ibagué, luego de lo que pasó en las elecciones presidenciales, es una candidatura multipartidista, una candidatura que no se concentre en el color de un partido, sino en la representación de los ideales de diferentes sectores políticos.

Mientras otras candidaturas a la Alcaldía están estructuradas en gran parte en el trabajo que desarrollaron ejecutando recursos del Estado, esta está planteada con base en propuestas, en proyectos, en visiones de ciudad.

Si el partido Liberal decide escoger los candidatos que digan los jefes de la colectividad, ¿Usted qué haría?

Indudablemente si el partido Liberal pretende seguir cometiendo los errores que en el pasado cometió escogiendo candidatos a dedo o simplemente por conveniencias de tipo personal, pues sería un factor determinante para renunciar a este colectividad porque las oportunidades no pueden seguir siendo para unas pocas personas, sino para todos los que militamos, participamos y actuamos como representantes políticos del partido.

Si la dirigencia local y regional va a hacer lo que hizo la dirigencia nacional, no dudaré ni un centímetro en dar un paso al costado y retirarme no solamente del partido, sino también buscar otras alternativas políticas que me permitan con esas metas que me he propuesto profesionalmente, entre ellas la más importante que es servirle a la ciudad de Ibagué.

¿Se arrepiente de haber liderado los procesos de elección del Contralor y el Personero Municipal?

Quedan sin sabores de esos procesos electorales que finalmente nos correspondió liderar como presidentes de la Corporación, pero que fueron adelantados en un 90% por la mesa directiva del año 2015.

En materia jurídica, no contábamos nunca con ese cambio de la línea jurisprudencial que el Consejo de Estado precisó, sobre todo para el tema de la elección del contralor municipal, que a hoy 27 de junio sigue sin tener una norma especial que lo regule.

Pensaría uno que fue quizás algo que marcó negativamente la experiencia que llevamos a cabo como presidentes de la Corporación durante el año 2016, pero que tengo que decirlo con toda la sinceridad, que en ningún momento actuamos ni de mala fe ni de manera dolosa buscando afectar la prestación de un servicio tan importante como es el control fiscal o disciplinario en nuestro municipio.

Me hubiera gustado que si el proceso se iba a tornar de esas características, ni siquiera haber postulado nuestro nombre a la presidencia de la Corporación. Bajo estas circunstancias nos corresponde asumir las consecuencias y defender lo que corresponda ante las autoridades.

Estamos ante la expectativa de que se resuelva por parte de la Procuraduría esta sanción dictada en primera instancia de suspensión de nueve meses, pero también con la claridad jurídica que de mantenerse esta sanción en esos términos, la misma no inhabilitaría, ni se convertiría en un obstáculo para poder seguir avanzando en nuestra aspiración.

¿Cuándo iniciará oficialmente su campaña?

Desde ya estamos trabajando. Estamos haciendo un trabajo de recorrer la ciudad y de medir el nivel de percepción de la ciudadanía sobre nuestro papel como servidor público, como profesional y también del punto de vista político.

La gente tiene claro que cuando vota por alguien a un tema tan importante como una Alcaldía, no vota por un partido sino por los ideales y las propuestas o la imagen que encarna esa persona.

Hoy estamos tratando de convocar a los jóvenes, a los artistas, a los líderes sociales, a los ediles, a los comuneros, a las personas que desde la micro y mediana empresa han creído en nuestra propuesta, a todos los sectores que representan la población ibaguereña a que nos tomemos un café y empecemos a construir con base en lo que hemos avanzado y lo que nos falta.

¿Cuáles serán las fuentes de financiación para su campaña?

No queremos jugarle a lo que le ha jugado por décadas enteras el Tolima y es a las campañas altamente costosas. Hemos 'costeñizado' la política local y yo pienso que esto ya no es con plata, esto no es de entregar regalos, mercados, sino que tienen que ser campañas austeras.

Queremos hacer una campaña que no solamente esté plasmada por la cultura, por la simbología, por los hechos más que por las palabras. Vamos a recurrir a una práctica muy común en el emprendimiento que es el crowdfunding (cooperación colectiva). Esta es una alternativa que permite que proyectos ciudadanos o iniciativas particulares puedan buscar fuentes de financiación claras. Vamos a buscar la posibilidad de mirar entre nuestros amigos quiénes pueden ayudarnos a financiar esos costos básicos de cualquier campaña.

Además, queremos romper con el esquema de que la campaña más vistosa, la que más vallas, pancartas y avisos coloca, es la campaña ganadora. Esperamos hacer un buen uso de las redes sociales para conectar a la gente, para escucharla, para atender denuncias, para buscar soluciones, para exponer nuestra propuestas, para cuestionar lo que haya que cuestionar.

¿Sería la movilidad uno de los temas más importantes en su campaña?

No solamente el tema de movilidad. La trascendencia de la movilidad va de la mano con el tema de la sostenibilidad ambiental, que es a lo que hoy las ciudades del mundo que van en el camino del desarrollo le han apostado.

Le hemos apostado a una multiplicidad de acciones orientadas a la protección del patrimonio ambiental, que creo que tienen que fortalecerse, y poder lograr que la ciudad se consolide como una capital verde.

¿Cree que el alcalde Jaramillo logró esos cambios que los ibaguereños esperaban en el tema de los Juegos Nacionales?

Yo creo que no se logró. Uno no puede desconocer que se ha avanzado enormemente en este tema, pero a veces los tiempos de la gente no son los mismo del gobierno. La gente quiere soluciones para ya y tal vez no ha entendido que esa falta de resultados inmediatos no obedece a la negligencia gubernamental, sino a los trámites que implican contratos como estos.

Yo creo que lamentablemente no se va a lograr todo lo que se planteó porque el tiempo se nos acaba y al cabo de un par de meses, luego de que se posesione el nuevo gobierno, de que se decante lo de las candidaturas a la gobernación, a la asamblea, a los concejos y a la alcaldía, el próximo año nuevamente estaremos en ley de garantías y eso va a ser una dificultad si en esto que nos queda de 2018 no logramos contratar y ejecutar las obras que están reclamando los ibaguereños.

¿Sabe algo sobre una posible candidatura de Olga Beatriz González a la Alcaldía de Ibagué?

Mucho se ha especulado al respecto, sin embargo aún no hemos sido ni notificados ni informados oficialmente sobre este rumor. Algunos sectores dicen que no es cierto, otros nos han manifestado que dada la cercanía de la doctora Olga Beatriz González con el petrismo pues muy seguramente ella buscaría el aval por ese segmento alternativo político.

Lo que si creería es que uno no puede estar de elección en elección, cambiando de estrategia o de cargo de elección popular. Una cosa es buscar ser senador y otra cosa es ser alcalde. Yo creo que si la doctora Olga B. es realmente coherente con lo que ha manifestado, tiene que darle espacio a las nuevas generaciones políticas.

Tengo entendido que ella aún pertenece al partido Liberal y si quisiera aspirar a esta candidatura tendría que hacerlo dentro del seno de esta colectividad y buscando un mecanismo que realmente sea democrático para que quienes pertenecemos al partido y estamos en este proceso, tengamos plenas garantías de poder aspirar a este cargo de elección popular.