Pasar al contenido principal

Camargo dejó su ‘paraíso fiscal’ en Ibagué y firmó millonario contrato en Bogotá por el estadio de Techo

Investigación
Autor:
Autor:

Gabriel Camargo por primera vez en muchos años, o tal vez desde que está al frente del equipo Deportes Tolima, tuvo que pagar arriendo, impuestos y hasta el servicio de energía por la utilización de un escenario deportivo. Pero no lo hizo en Ibagué, donde los alcaldes de turno le han creado una especie de ‘paraíso fiscal’, sino en Bogotá.

ELOLFATO.COM tuvo acceso al contrato que firmó el exsenador Camargo con el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) por el uso del estadio de Techo, su nueva casa para los torneos Copa y Liga Águila, ante el cierre del Manuel Murillo Toro por las obras de remodelación para los Juegos Deportivos Nacionales.

El contrato se firmó por $180 millones y el tiempo de duración es de nueve meses. Sin embargo, ese monto se definió únicamente para efectos fiscales y la constitución de las pólizas de garantías, y surge de la proyección de la boletería aforada para el año 2015.  

Realmente el empresario tendrá que pagarle al IDRD el 10% del valor bruto de la taquilla, más un millón 950 mil pesos por las áreas comerciales donde está la venta de bebidas y alimentos, y $644 mil por cada hora que utilice el servicio de iluminación del escenario deportivo. (Ver documento)

El Club Deportes Tolima debe entregarle al instituto capitalino toda la información sobre la boletería que pone en el mercado y la que compran los aficionados, y tiene un día hábil, después del encuentro, para consignar el dinero a una cuenta de Davivienda.

El estadio de Techo tiene una capacidad de nueve mil espectadores y los precios de la boletería van desde los $12 mil hasta los $35 mil.

Debe entregarlo barrido, desinfectado y sacar la basura

El señor Camargo también debe responder por los daños que pueda presentar el escenario deportivo, contrario a lo que sucede en Ibagué. Aquí, el mantenimiento es responsabilidad del IMDRI.

Además, después de cada partido, el Deportes Tolima tiene que entregar el estadio barrido, los camerinos desinfectados y hasta deben sacar la basura.

Pólizas: $28 millones

Como es apenas natural, al existir un contrato deben expedirse unas pólizas a favor del IDRD. Son en total tres: una póliza única a favor de entidades estatales, otra de disposiciones legales y la última de responsabilidad civil. Todas le costaron al exsenador $28 millones. (Ver documento)

Ibagué: Su ‘trono fiscal’

Gabriel Camargo disfruta de unos privilegios fiscales hechos a la medida de él y de su equipo. El estadio Manuel Murillo Toro lo usa sin contrato alguno, no solo para los partidos del torneo colombiano sino también para los entrenamientos.

El exalcalde Jesús María Botero le tramitó en el Concejo de Ibagué un Acuerdo para exonerarlo del pago de arrendamiento por el uso del estadio durante los partidos oficiales, pero ese beneficio no se extendía a los entrenamientos.

El IMDRI no hizo ningún contrato o convenio que legalizara el aprovechamiento de un bien público por parte de un empresario particular, como lo denunció ELOLFATO.COM. A propósito, el próximo lunes revelaremos qué hizo la Procuraduría Provincial de Ibagué con la queja presentada por este portal.  (Ver Camargo usa el estadio sin contrato)

Siguiendo con los privilegios, el alcalde Luis H. Rodríguez no se podía ir sin contribuir con el negocio del exsenador. Camargo respaldó su campaña a la Alcaldía de Ibagué en el año 2011.

En diciembre de 2014, el Concejo de Ibagué exoneró del pago de impuesto de industria y comercio al Deportes Tolima por un término de 10 años. (Ver El millonario regalo de Luis H. para Gabriel Camargo)

El ‘favorcito’ del gobernador Luis Carlos Delgado

El poder de Camargo es indiscutible. Si las autoridades no pueden exonerarlo del pago de impuestos, deben patrocinarle el equipo o de lo contrario hace lo que el país ya conoce: amenaza con llevarse el equipo.

Después de su último amague de marcharse con su club, el gobernador Luis Carlos Delgado debió ‘sacrificar’ la promoción y publicidad del aguardiente Tapa Roja para satisfacer a don Gabriel.

El año pasado, según los reportes que entregó el Deportes Tolima a la Superintendencia de Sociedades, la Fábrica de Licores del Tolima le pagó $222 millones 519 mil.

“Esos recursos servirían más para patrocinar fiestas y eventos en el departamento, como lo hace Néctar. La Fábrica de Licores del Tolima necesita abrir espacios que incentiven el consumo y las ventas. La marca hace muchos años está posicionada ante el país. Lo que necesitamos es ganarle espacios a la competencia”, dijo un funcionario de la Gobernación del Tolima, que por obvias razones solicitó no ser identificado.    

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker