Pasar al contenido principal

Después de múltiples discusiones y tropiezos, cuando han pasado cerca de 10 años durante los cuales la comunidad de Cajamarca no había tenido la oportunidad real de pronunciarse y ser escuchada sobre ese proyecto minero que hace una década de manera sigilosa llegó a nuestra región a través de una poderosa y cuestionada compañía trasnacional que hábilmente termino apropiándose de un importante número de predios ubicados principalmente en las veredas La Luisa, El Diamante y Potosí, siendo esta última donde se ubican nacimientos de agua tan importantes como el río Anaime.

Este domingo 26 de marzo se llevará a cabo la denominada consulta popular minera, una jornada democrática única e histórica no sólo para Cajamarca sino para el Tolima y Colombia.

Única, porque en los 114 años que cumplirá de fundada esta población Tolimense el próximo 27 de marzo, un día después de las votaciones, nunca sus habitantes han participado ni tenido la posibilidad de pronunciarse sobre aspectos decisivos y fundamentales para el futuro del Municipio a través de un mecanismo democrático como la consulta popular.

Histórica, por la trascendencia de la pregunta que se va poner en consideración del pueblo Cajamarcuno pero sobre todo por los efectos jurídicos y políticos que el resultado electoral generaría si se logra, en primer lugar, alcanzar el umbral requerido y triunfa el NO en las votaciones.

Ya afortunadamente las dudas y cuestionamientos sobre la competencia constitucional asignada a los Municipios para ordenar su territorio mediante la clasificación y reglamentación de los usos del suelo, tomar las medidas necesarias para preservar y defender su patrimonio ambiental, restringir actividades mineras y convocar consultas populares han sido resueltas por la Corte Constitucional y el Consejo de Estado, así algunos sectores quieran desconocerlo o darle otros alcances e interpretaciones.

Ahora es el momento para que las comunidades actúen, participen, se pronuncien y tengan la verdadera de posibilidad de tomar una decisión que marcará el inicio de una nueva historia para las entidades territoriales en Colombia.

Habitantes de Cajamarca, la Consulta Popular con la que ustedes tienen hoy la posibilidad de proteger y defender su territorio no es un asunto de izquierda ni de derecha; tampoco es producto ni tiene origen en ningún partido, movimiento o pacto político; mucho menos esta orientada para favorecer intereses particulares o personales, no se dejen engañar ni manipular, es un asunto de todos y cada uno de ustedes.

Son precisamente ustedes quienes podrán libremente decidir sobre el futuro de las próximas generaciones y tendrán la posibilidad de devolverle la esperanza a todos esos Municipios de Colombia que han terminado en la miseria por cuenta de la minería dejando a sus habitantes con graves afectaciones de salud por cuenta de sustancias químicas altamente tóxicas como el mercurio o el cianuro utilizados en este tipo de proyectos.

La devastación y miseria que genera la minería no es un mito, es una realidad, protejamos este paraíso terrenal donde abunda el agua, la vida y los alimentos de inescrupulosas transnacionales que solo buscan depredar y explotar nuestras montañas. Cajamarca decide no sólo su futuro sino el de todo un país que reclama justicia ambiental y una mayor conciencia respecto a los riesgos del modelo de desarrollo económico que pretende imponerse por parte del Gobierno Nacional en los Municipios de Colombia. NO, esa es la consigna, NO a proyectos y actividades mineras en Cajamarca.

El agua, el territorio, la seguridad alimentaria, el aire puro valen mucho más que todas las toneladas de oro del planeta. #CajamarcaVotaNo

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker