Pasar al contenido principal

Barreto ya no piensa en el Senado de la República; su objetivo sería la Alcaldía de Ibagué

Cuatro fuentes de ese movimiento político admitieron que ese sería el rumbo político del exgobernador. ¿Lo logrará?
Poder
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política

Han trascurrido seis meses desde que dejó la Gobernación del Tolima y ya Óscar Barreto parace tener más claro su futuro político-electoral.

El líder Conservador habría descartado su plan inicial de ocupar una curul en el Senador de la República, para cumplir uno de los pocos objetivos que no ha podido alcanzar en su carrera política: la Alcaldía de Ibagué.

Barreto fue derrotado en las urnas por el médico Jorge Tulio Rodríguez, ganador de las elecciones locales en el año 2000. Luego, en los siguientes comisios (2003), compitió de nuevo, pero le ganó el entonces candidato Liberal Rubén Darío Rodríguez.

Tras estas derrotas, dejó a un lado su interés en ser Alcalde de Ibagué, buscó en tres oportunidades la Gobernación del Tolima, y fue elegido en dos de ellas: en los años 2007-2015.

Ahora, cuatro fuentes del círculo más cercano a Barreto, le contaron a EL OLFATO la principal razón que tiene el exgobernador para ser candidato a la Alcaldía de Ibagué en las próximas elecciones.

Su perfil político no se acomoda a la agenda que tiene un Congresista de la República, de trabajar unos pocos días a la semana, de pasar días enteros sentados en una curul y no darle soluciones a las necesidades de sus electores.

“Sí el mayor factor es ese: él es un hombre muy del ejecutivo que no se ve desempeñando labores de legislativo. El Tolima carece de líderes del hacer, de esos que se proponen algo y lo cumplen. Además, él siente esa gran deuda con el desarrollo de la ciudad de Ibagué”, explicó una de las fuentes.

Sin embargo, cualquier escenario puede variar de acuerdo con las ejecutorias de sus discipulos: Ricardo Orozco, en la Gobernación del Tolima, y Andrés Hurtado, en la Alcaldía de Ibagué.

Entre tanto, otros barretistas están más confiados y creen la aspiración de Óscar Barreto sería fuerte, aunque las gestiones de Orozco y Hurtado no cumplan con las expectativas de los electores.  

“Independiente de la gestión que puedan llegar a realizar los actuales gobernantes, él tiene la mejor carta de presentación: sus dos gobernaciones. La gente ya conoce su estilo y su dedicación por las metas que se establece. Si a Hurtado no le va bien, pues él tendrá que entrar a corregir”, opinó otro directivo de ese grupo político.

Esa temprana aspiración política de Óscar Barreto generará seguramente movidas políticas, principalmente, en los partidos Liberal y Cambio Radical, las dos fuerzas que han enfrentado recientemente al barretismo.  

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker