Pasar al contenido principal

¿Barreto pasaría de uribista a santista?

Investigación
Autor:
Autor:

La dirección nacional del Centro Democrático está con los ojos puestos en el Tolima porque podría darse una de las traiciones más importantes al uribismo en el país.

Oscar Barreto Quiroga, exgobernador del Tolima y precandidato a la Gobernación por el partido Conservador (Ver inscripción de Barreto), estaría pensando en buscar el respaldo del partido de La U para reforzar su aspiración en las próximas elecciones regionales del 25 de octubre. De esta forma, Barreto dejaría los postulados del senador y expresidente Álvaro Uribe y se acomodaría en la Unidad Nacional del Presidente Juan Manuel Santos.  

Esta versión comenzó a correr en el uribismo desde el pasado 26 de febrero, cuando Óscar Barreto dejó plantado al expresidente Uribe en el hotel Ambalá, donde se celebró la reunión de la dirección departamental del Centro Democrático. Allí, lo esperaban para expusiera su interés de conseguir el respaldo de ese grupo político.

Pero Barreto no llegó. Tampoco le contestó el teléfono celular al excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, quien lo llamó para recordarle la invitación al encuentro político. Ese desplante a Uribe y no contestarle ni devolverle la llamada a Zuluaga terminó por encender las alarmas de los uribistas. (Ver El desplante de Óscar Barreto al expresidente Álvaro uribe)

ELOLFATO.COM le preguntó al presidente del partido de La U, Roy Barreras, que si era cierto que el equipo político del exgobernador Óscar Barreto estaba buscando el respaldo de esa colectividad para su aspiración a la Gobernación del Tolima y su respuesta fue contundente: Sí.  

Barreras admitió que “amigos del doctor Barreto” han expresado su interés en que esa candidatura recibiera también el aval del partido del presidente Juan Manuel Santos.

Añadió que si esa intensión se materializa en una solicitud formal, pasarían a estudiarla con “todo respeto y toda consideración”.

Sin embargo, aclaró si Barreto y el exsenador Mauricio Jaramillo, que agrupó a la mayoría de las fuerzas políticas que respaldó la reelección de Santos, formalizan sus intenciones de avalase por el partido de La U, ambas candidaturas serían estudiadas porque son “muy buenos dirigentes, comprobados ambos en la trayectoria pública”.

Lo que sí sonó muy extraño, es que no mencionó por ninguna parte al precandidato del partido de La U a la Gobernación del Tolima, Jorge Tulio Rodríguez.

Barretistas y uribistas se contradicen

La confirmación de Roy Barreras dejó a los uribistas del Tolima (foto) y a los barretistas sorprendidos. En principio, los dirigentes del Centro Democrático consultados por este portal negaron la versión de Barreras, pero un importante dirigente del equipo político del exgobernador Barreto lo confirmó.


La fuente barretista, que pidió no ser identificada, afirmó: “Lo de La U es cierto y va por buen camino”, aunque precisó que no podría interpretarse que Óscar Barreto deje de ser uribista por recibir el apoyo del partido de Juan Manuel Santos. “Eso es de manejo y acuerdos”, recalcó.

Insistió en que la Unidad Nacional no funcionará en las regiones y que ya hay varias zonas del país en donde uribistas y santistas han actuado con libertad, y juegan según los intereses locales.

Juego de intereses

Que Barreto buscara el apoyo del partido de La U era un escenario casi improbable. Por eso, vale la pena analizar qué gana Santos y qué gana Barreto con esta posible jugada.

El exgobernador lograría, si gana las elecciones de octubre, tener un Presidente de la República aliado en buena parte de su administración. También, tendría una especie de ‘inmunidad’ o protección política ante las investigaciones que enfrenta en la Fiscalía General de la Nación.

“Si Barreto es gobernador con el apoyo del Centro Democrático podrían mirarlo con otros ojos a que si es gobernador santista”, dijo otro de los políticos consultados.

Y por último, también lograría travesársele en el camino a su archirrival político Mauricio Jaramillo, quien aspira conseguir el aval absoluto de la Unidad Nacional en el Tolima.

Sin embargo, no se puede olvidar que el exgobernador Barreto aún tiene procesos disciplinarios pendientes en la Procuraduría, y este ente de control es muy cercano al uribismo.

Por su parte, el santismo buscaría neutralizar al uribismo en un departamento donde perdió en ambas vueltas presidenciales.  Recordemos que en la segunda vuelta, el Presidente Juan Manuel Santos sólo ganó en 12 de los 47 municipios del Tolima. Óscar Iván Zuluaga triunfó en 35.

Santos obtuvo 184 mil 352 votos, con el apoyo de los partidos Conservador, Liberal, Progresistas, Cambio Radical, La U y algunas vertientes del Polo Democrático. Zuluaga, con el Centro Democrático y algunos conservadores uribistas -como Barreto-, consiguió 296 mil 307 votos. Fueron 111 mil 955 votos de diferencia.

‘Choco’ fue el primero en dejar al uribismo por el santismo

El representante a la Cámara, José Elver Hernández, más conocido como ‘Choco’, fue el primer en saltar del barco uribista para zambullirse en la ‘mermelada’ santista, como él mismo lo admite.


Hernández, cabeza visible del equipo político del fallecido exsenador Luis Humberto Gómez Gallo, hizo campaña por el Tolima con Óscar Iván Zuluaga pero rápidamente se arrepintió e ingresó a la Unidad Nacional. (Ver Choco: de zuluagista a santista)  

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker