Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Barreto le pide al rector de la UT que deje el miedo y asuma su cargo con carácter

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Por primera vez en tres años, el gobernador Óscar Barreto hizo duros cuestionamientos hacia el rector de la Universidad del Tolima, Omar Mejía, por la manera como ha afrontado la crisis de la institución.

Según el mandatario, a Mejía le ha faltado carácter para avanzar en la reestructuración administrativa del alma mater, la cual se hace urgente ante las exigencias burocráticas que existen al interior de la Universidad y que no son necesarias.

“Yo sí creo que es urgente que tengamos una posición mucho más fuerte. Ya vamos a completar tres años de nuestro gobierno, increíble que llevemos tres años de gobierno, que aumentamos las transferencias y hoy la Universidad no ha sido capaz de implementar la estructuración que la misma institución licitó”, aseveró Barreto.

“La Universidad del Valle entregó los estudios para la restructuración y hoy no se ha hecho, increíble, yo no sé si es por miedos o por qué es”, agregó el mandatario.

Asimismo, cuestionó que los procesos académicos de la UT no hayan sido modernizados y que se esté desaprovechando el potencial de los docentes que laboran en la institución.

“Hay una cantidad de doctores, de profesores excelentes, con una gran formación, son personas extraordinarias, pero me preocupa que a veces siento que los desperdiciamos porque tenemos un sistema anquilosado, un sistema para manejar la educación superior como 20 años para atrás, cuando necesitamos tener una universidad para el 2018 y para los próximos 20 años”, manifestó el Gobernador.

En este sentido, se refirió al incremento que hizo su administración a las transferencias de la Universidad del Tolima, y dijo que esos recursos deben ser mejor invertidos por parte de la institución. (Ver: Asamblea aprobó aumento a las transferencias de la UT, las cuales ascenderán a $8.257 millones)

“Hoy la universidad tiene recursos para funcionar, pero falta orientar más, porque esos recursos se están invirtiendo en las cosas que se requerían 20 años atrás y lo que queremos nosotros es seguir incrementando los recursos, pero para invertir en la Universidad de los 20 años al futuro, para poner a la Universidad los retos frente al mundo”, añadió el mandatario.

De este modo, indicó que el rector Mejía no ha entregado respuestas claras frente a la lentitud en el proceso de reestructuración. Por el contrario, solo ha conocido “pretextos” por parte de las directivas.

“Me interesa que la Universidad sea eficiente, que valga la pena el esfuerzo que hicimos de aumentar las transferencias. Seré muy fuerte y saldré a hablar todas las veces que sea necesario, pero no voy a permitir que esos recursos se pierdan”, acotó.

Asimismo, le respondió a quienes decían que él iba a burocratizar la Universidad del Tolima, señalando que no le interesa tener ningún cargo en la institución, pues lo único que espera es contribuir para que la misma salga adelante.

“La universidad sí no la hemos tomado, por supuesto, para modernizarla, para darle recursos. A mí no me interesa absolutamente los espacios burocráticos, incluso soy ajeno a eso. El Estado tiene que ser cada día más pequeñito, más ejecutivo y más eficiente. ¿Para qué un estado tan grande?, para que se coman la plata a punta de sueldos y la pobre gente sin una escuela o una carretera”, enfatizó el Gobernador.

“La Universidad no puede ser una cosa allá para ver cuántos puestos se van a repartir, no, tiene que ser fortalecida, moderna para transferir el conocimiento a los ciudadanos”, aseguró.

“Hay que dejar el miedo”

Entre tanto, Barreto habló sobre los actos de vandalismo que se han presentado al interior del alma mater, como el ocurrido hace unas semanas cuando pintaron con grafitis y palabras soeces la fachada de la rectoría, y afirmó que Mejía debe dejar el miedo para denunciar a los responsables de estos hechos. (Ver: Rectoría de la Universidad del Tolima fue atacada por vándalos)

“A mí me gustaría que el rector dijera quiénes y por qué van y le pintan allá la rectoría, ¿por qué?, ¿qué hay detrás de eso?, eso hay que decirlo, hay que dejar el miedo, eso es falta de personalidad y carácter”, subrayó.

“Traer gente débil a las direcciones del Estado es el peor daño que se le hace a la sociedad, un daño enorme, además irreversible, se construye debilidad, se construye mediocridad del Estado en las sanciones de la comunidad, entonces yo creo que esto es de carácter”, añadió.

Por último, precisó que esta situación no se mejora cambiando de rector, sino asumiendo retos grandes sin temor a las consecuencias.

“No hay posibilidad de sacar este país adelante con gente débil de carácter, con gente temerosa de enfrentar los retos de la sociedad, necesitamos líderes, necesitamos gente verraca para enfrentar esto, gente que no tenga la posición de pretender quedar bien con todo el mundo, esa es la posición de los idiotas y de los imbéciles, uno tiene que tomar posiciones claras, sin temor a que le pueda ir mal en el futuro”, concluyó el mandatario.

Otras respuestas de Barreto

EL OLFATO: ¿Cuáles fueron las cosas buenas, las malas y las regulares de este año?

Óscar Barreto: Lo bueno: los éxitos radican en avances en materia de infraestructura, ciencia y tecnología. Hoy en infraestructura tenemos unas inversiones que se acercan casi al billón de pesos. En ciencia y tecnología hoy tenemos proyectos que superan los $130.000 millones.

Lo regular: tener que arriar a algunas personas, no hay cosa más aburridora, más incómoda, que tener que arriar a las personas y decirles cosas ni siquiera de fondo, sino cosas simplemente de sentido común.

Lo malo: el tema de la salud. Es un sistema perverso, un sistema que no contribuye para luchar por la prestación de servicios de los ciudadanos, pero estamos en esa tarea, estamos en la lucha de sacar adelante el Hospital Federico Lleras.

E.O.: ¿Va a haber cambios en su gobierno el otro año?

O.B.: Claro que van a haber unos cambios, voy a hacer unos cambios de gobierno por ahí en unos 15 días, ahora que me quede un tiempito me sentaré a revisar cuidadosamente el tema.

E.O.: Algo positivo de este año fue la reconciliación pública con Guillermo Alfonso Jaramillo…

O.B.: Yo diría pues que reconciliación no, la reconciliación es cuando uno arma un bonche, yo no he armado bonches con nadie ni me interesa hacerlo, lo único que me interesa es generar cada día un mejor ambiente entre todos los actores que tenemos la responsabilidad de dirigir el departamento y la ciudad, para que podamos construir y hacer más cosas.

E.O.: ¿Cuál es su evaluación del gobierno del presidente Iván Duque?

O.B.:Estoy de acuerdo con el presidente Duque, uno no puede gobernar pensando en cálculos para ver cómo le va en una encuesta, yo creo que él es un hombre de muy buenas intenciones, de excelentes maneras, un hombre que quiere recuperar interlocución con las regiones, cosa que compartimos y admiramos.