Pasar al contenido principal

Averiguación de responsables, ¿hasta cuándo?

Columnista ElOlfato.com

No se trata de exigir, como piensan algunos, que el interés por las investigaciones sobre el desfalco de los Juegos Deportivos Nacionales consista en que se “metan a la cárcel” a los responsables. Esa no es la función del ciudadano ni del periodismo, pero sí lo es, que los recursos destinados para la infraestructura deportiva no se pierdan con el olvido que ciertos personajes quieren.

Tampoco es como me lo dijo en un encuentro casual el señor Luis H. Rodríguez, que “dejara el odio”, ¡No señor! No tengo interés personal que exfuncionarios o contratistas terminen con una condena y por ende, en algunos casos, en un centro penitenciario.

Tampoco me mueve el odio, ya que desde un comienzo alerté en su momento al que era mi amigo, sobre las consecuencias de las decisiones que estaba tomando y el futuro de los “mejores Juegos Nacionales de la historia” y al recriminarlo el porqué no escuchó las voces que lo alertaban sobre el señor Orlando Arciniegas, solo atinó a decir que no sabía lo que la había pasado.

Estoy plenamente seguro que todavía no se ha dicho todo lo que hasta este momento debería conocer la opinión pública, y no hablo de lo que en su momento denunciamos y lo seguimos haciendo, sino de las autoridades, únicas que oficialmente tienen el poder de investigación que sólo se han limitado a hacer anuncios mediáticos y que con el correr de los días, se descubre el porqué las investigaciones han quedado engavetadas.

Desde estas mismas páginas se ha reiterado que no se entiende la pasividad de nuestra clase dirigente e incluso, del señor alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, quien efusivamente día tras día, también realizaba anuncios sobre “meter a la cárcel a los pillos” pero que de tiempo atrás también entró en el marasmo y ya no reclama, por el contrario ha movido algunas fichas para que las cosas ya no fluyan.

Como en política todo se sabe, salió a la luz pública el contubernio del actual representante a la Cámara y aspirante al Senado de la República, Carlos Edward Osorio Aguiar, con familiares de la fiscal investigadora del “robo” de los Juegos Nacionales. Fiscal entre otras cosas, que le han cuestionado ciertas inversiones que supuestamente ha hecho en un predio del Totumo y que es la misma, que a través de una asistente, contestó un derecho de petición realizado a la Fiscalía General de la República, que las investigaciones sobre la contratación de los juegos, después de dos años, se encontraba en indagaciones en averiguación de responsables.

Qué bueno hubiera sido que el Representante Osorio, antes de pedir el apoyo político al hermano de la fiscal, Mariano Chalarca Santa, edil de la capital de la República, nos haya mostrado a los tolimenses su interés para que los dineros y las obras prometidas ,y de las cuales sacaba pecho, puedan ser recuperadas.

Por otra parte, sería un acto de buena fe, que la fiscal 22, Claudia Chalarca se apartara voluntariamente de las investigaciones sobre el desfalco de los Juegos Nacionales, ya que así, no tendría impedimento para continuar su apoyo político al representante Osorio Aguiar, padrino también político, del exalcalde Jorge Tulio Rodríguez, quien ha sido nombrado dentro de las investigaciones, ¡y todos felices!

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker