Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Autoridades continúan la búsqueda del joven implicado en la violenta agresión a Juan Bernardo Mejía

Mario Alejandro Troncoso, uno de los agresores de Juan Bernardo Mejía, es buscado por las autoridades de la ciudad para que vaya a la cárcel de Picaleña por el delito cometido.
Justicia
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: EL OLFATO / Fiscalía

Después del repudio social que generó el drama de la familia de Juan Bernardo Mejía, quien quedó en estado vegetativo después de una violenta golpiza en un bar de Ibagué, uno de los agresores es buscado por las autoridades para que vaya a la cárcel de Picaleña. (Ver: Indignación por los beneficios que le otorgó un fiscal a dos jóvenes que le arruinaron la vida a Juan Bernardo Mejía)

El Juez Sexto de Ejecución de Penas revocó los beneficios que tenía Mario Alejandro Troncoso, uno de los agresores de Mejía, y ordenó su captura inmediata para que pague en prisión su condena.

Dicha sanción se le aplicó a Troncoso por el incumplimiento de los compromisos al momento de otorgársele la suspensión condicional de la ejecución de la pena. Asimismo, el mencionado tampoco ha cancelado la suma de dinero a la que se comprometió en el preacuerdo. (Ver: Joven implicado en la violenta agresión a Juan Bernardo Mejía irá a la cárcel)

Carlos Andrés Mejía, hermano de la víctima, sostuvo que el abogado del victimario aseveró que su apoderado no tiene ánimos de conciliar.

“Por manifestación hecha por el abogado defensor, al parecer no hay ánimo de conciliar demostrando con ello, una vez más, la burla de Mario Alejandro Troncoso no solo con las víctimas sino también con la administración de justicia”, acotó Mejía.

Es de recordar que, en 2017, un juez aprobó el cuestionado acuerdo que le otorgó el fiscal Juan Carlos Benedetti y el agresor resultó favorecido con la suspensión de la pena (48 meses de cárcel), y quedó en libertad. 

Sin embargo, debía pagar una indemnización de $10 millones y responder ante los requerimientos que hiciera el Juzgado Segundo Penal del Circuito. 

“Aquí hay muchas cosas extrañas. César (el primo) confesó que fue Mario el que golpeó a mi hermano (Juan Bernardo) con ladrillos en la cabeza. A él lo dejan en libertad y no paga la indemnización y no pasa nada”, señaló Carlos Andrés Mejía.

Hasta el momento, se desconoce el paradero de Mario Troncoso y por tanto la familia de Juan Bernardo Mejía, espera obtener información que de con el paradero del mencionado, para que por fin se haga justicia.

Si alguien sabe de su paradero, puede comunicarse con la familia Mejía o a la línea 123 de la Policía Metropolitana.