Pasar al contenido principal

Aumentó número de menores capturados por delitos en Ibagué

Investigación
Autor:
Autor:

Cada vez hay más menores de edad involucrados en actividades delictivas en Ibagué. Esa es la conclusión a la que llegó la Policía Metropolitana (Metib), después de revelar las cifras de jóvenes, entre los 14 y 17 años de edad, capturados por flagrancia o producto de investigaciones policiales.

Según los datos entregados, entre los meses de enero y mayo de 2015, el número de menores delincuentes aumentó en un 16,5%, en relación con los mismos meses del año anterior. Es decir, se pasó de 167 menores capturados (2014) a 200 en el presente año. De esa cifra, un alto porcentaje (173 niños y adolescentes) son hombres. Tan sólo 23 mujeres resultaron vinculadas con alguna actividad ilícita.

El coronel Miguel Ángel Botía, subcomandante de la Metib, considera que este incremento se debe principalmente dos cosas: “que los menores hurtan para conseguir dinero y de esa manera comprar estupefacientes. Y, segundo, porque algunas organizaciones identifican los jóvenes, los reclutan y saben que la ley es permisiva cuando se hace el proceso de judicialización”, aseguró.

No es extraño que “estos grupos delictivos usen menores, porque saben que las penas son muy inferiores a las que podría tener un adulto, y en muchos casos quedan en libertad, a las pocas horas de haber sido aprehendidos”, agregó Botía.
 

Los cinco delitos más comunes

Entre los cinco delitos más comunes, se encuentran el hurto a personas con 92 casos registrados, después le sigue, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes con 45 capturas. El tercero es lesiones personales con 23 casos y, finalmente, están daño en bien ajeno y violencia contra servidor público, con seis menores detenidos, respectivamente.

Para Fanny Barragán, exprocuradora judicial de familia, existe una relación directa entre las dos infracciones más comunes. “Pues en la mayoría de los casos los menores delincuentes tiene problemas de drogadicción, y para conseguir droga recurren al hurto", explicó.

Por lo tanto, también llamó la atención sobre este aspecto, al decir que es responsabilidad de las autoridades locales, generar campañas de prevención del consumo de sustancias psicoativas, con lo que se ayudaría a reducir esa cifra.

Según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, tán sólo en los dos primeros meses del año, 103 jóvenes ingresaron al Sistema de responsabilidad penal para adolescentes del Tolima. La mayoría de estos involucrados fueron capturados en flagrancia, y sus padres no tenían conocimiento de las actividades de sus hijos.

Por eso, lo que más preocupa a las autoridades es que los fines de semana, particularmente, son los días en que se presentan más detenciones juveniles, lo que indicaría desatención por parte de los padres de familia.
 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker