Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Así se preparan los centros comerciales de Ibagué ante una posible reapertura

Ante una posible reapertura gradual a partir del primero de junio, se implementarán nuevos protocolos de bioseguridad que usted debe conocer.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: EL OLFATO

Varios centros comerciales de la capital tolimense ya están alistando sus protocolos de bioseguridad con el propósito de abrir de nuevo sus puertas, tan pronto el Gobierno Nacional y la Alcaldía Municipal anuncien su reactivación.

Justamente, uno de los establecimientos que se prepara para una reapertura gradual a partir del primero de junio, es el Centro Comercial Acqua Power Center que reveló la implementación de una serie de medidas sanitarias que permitan habilitar más del 50 % de sus tiendas.

Aunque este lugar ha funcionado durante la cuarentena mediante la prestación de servicios en supermercados, farmacias y entidades financieras, se sumarán nuevos protocolos.

“Estamos esperando luz verde del Gobierno. En este momento casi que un 50 % de nuestros establecimientos podrían reaperturar. Por ejemplo, los almacenes de ropa como Falabella, los que comercializan telefonía celular, cafés y peluquerías, entre otros. Con ellos ya tenemos todo listo”, expresó Pahola Liliana Franco, gerente del Acqua.

Asimismo, se tendrá en cuenta un aforo restringido de personas para mantener el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones en zonas comunes y locales comerciales.

“Empezaremos con un aforo de 300 y 500 personas por piso. Esa es la cifra aproximada que hemos venido midiendo. Luego de que vayamos avanzando con la reapertura, iremos estableciendo más controles dependiendo del lugar que el cliente vaya a visitar”, explicó la funcionaria.

Algunas de las acciones de bioseguridad que implementará Acqua para evitar el contagio de COVID-19, incluyen desinfección mediante aspersión y brigadas de limpieza, la instalación de dispensadores de gel antibacterial en todos los niveles del centro comercial, tapetes con producto desinfectante para limpieza del calzado, señalización para mantener las distancias en todos los espacios y restricciones en los ascensores.

“Ya tenemos lista la señalización de la distancia social para el acceso a los ascensores que los vamos a limitar a una sola persona. Algunos elevadores panorámicos están suspendidos y habilitamos la movilidad por escalera eléctrica que se desinfecta constantemente. Asimismo, cada almacén aplicará sus medidas avaladas por la Secretaría de Salud”, puntualizó Franco.

Del mismo modo, se adoptarán una serie de protocolos durante el ingreso de los visitantes basados en la toma de temperatura, lavado de manos y el control de su ruta para conocer hacia dónde se dirigen y monitorear sus desplazamientos.

Con relación a la plazoleta de comidas, algunos restaurantes mantendrán su operación a través de domicilios y se implementarán medidas de distanciamiento entre mesas y la instalación de lavamanos portátiles en los ingresos.

“En la plazoleta de comidas habrá distanciamiento social obligatorio. De acuerdo a las políticas que nos entreguen cuando se habilite el ingreso de personas, las adoptaremos, claramente no se podrá compartir mesas. Ya nos estamos preparando para enfrentar ese panorama”, concluyó la gerente.