Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Así fue la accidentada audiencia de acusación de alias ‘El chatarrero’

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El Juez Primero Penal del Circuito cumplió su palabra. El pasado 14 de febrero anunció que la audiencia de acusación en contra del excontratista Jorge Alexander Pérez Torres, conocido como ‘El chatarrero', se llevaría a cabo este viernes con o sin la presencia de su abogado personal Francisco Marín Marulanda; y así se hizo.

A la diligencia, citada para las 2:30 de la tarde, llegaron todos: la fiscal del caso, la representante de la Procuraduría y los representantes legales de la Alcaldía de Ibagué, la Gobernación del Tolima y Coldeportes, menos el defensor del detenido.

El abogado de ‘El chatarrero’ radicó un oficio, poco antes del mediodía, solicitando el aplazamiento de la diligencia porque no podía desplazarse hasta Ibagué y porque no había podido leer todo el expediente. (Ver: Se aplazó audiencia de acusación en contra de ‘El chatarrero’ porque cambió de abogado)

Ante esta maniobra, el Juez actuó rápidamente y le designó como defensor público al señor Óscar López, quien representó a Pérez en la diligencia.

Regaño y solicitud de investigación al abogado de Pérez

Después de esto, el togado continuó con la audiencia pero anunció que solicitará que el abogado Marín Marulanda sea investigado penal y disciplinariamente por las maniobras que empleó para torpedear la diligencia.

“Causa estupor y tristeza advertir que cada vez más acuda a prácticas torticeras, desleales, deshonestas y con matices hasta delictivas (…) Creo que comportamientos de esta naturaleza deben merecer el mayor reproche”, advirtió el juez. (Ver: Jorge Alexander Pérez, alias ‘El chatarrero’, busca quedar en libertad)

“Basta ya de las prácticas torticeras que lo único que pretenden es impedir el desarrollo de las audiencias, la ética sí tiene que ver con el derecho, la ética debe ser el parámetro que nos gobierne para hacer una buena labor a la sociedad a la cual hacemos parte (…) La actitud del doctor Francisco Javier Marín es de no querer hacer la audiencia y torpedear el desarrollo de la misma, con su comportamiento desleal (…) No señores: el día 14 de febrero este despacho fue muy claro y con el defensor público vamos a adelantar la audiencia”, subrayó en tono enérgico.

Al otro lado de la pantalla, en un monitor de 40 pulgadas, aparecía el excontratista Jorge Alexander Pérez, quien asistió a la audiencia de manera virtual, desde un salón de la cárcel La Picota de Bogotá.

“Su señoría: el detenido está levantando la mano hace rato”, dijo el defensor público Óscar López.

El juez miró el televisor y le pidió que encendiera el micrófono. “Quería saber si podía hablar con usted, no sé me permita la palabra”, preguntó ‘El chatarrero’. El juez le respondió: “No señor”.

“Bueno, sí señor, listo su señoría, gracias”, contestó Pérez, en un tono sumiso, muy distinto al que empleaba cuando estaba en libertad y amenazaba a los periodistas y a los funcionarios públicos que cuestionaban su enigmático origen y sus negocios de compra y venta de artículos de segunda mano (chatarra). (Ver: Las conversaciones secretas de ‘El chatarrero’ y Gladys Gutiérrez)

Más de 30 testigos hablarán en su contra

Luego, la experimentada fiscal Segunda Especializada de la unidad de delitos contra la Administración Público leyó el escrito de acusación y entregó algunos detalles de la investigación.

Por ejemplo, contó que Pérez utilizó de manera indebida por lo menos $2.462 millones que recibió como anticipo del Imdri. Estos recursos los empleó para el pago de sobornos y para darse unos gusticos personales.

Por ejemplo, compró una lujosa camioneta Audi (negra), dos locales comerciales en El vergel y un lote en el exclusivo barrio Portal del Campestre. Por este último bien pagó $270 millones.

Finalmente, reveló que para la audiencia preparatoria de juicio oral presentará cerca de 30 testigos y más de 25.000 folios (documentos) con pruebas en contra de ‘El chatarrero’.

Dicha diligencia se programó para los días 2 y 17 de mayo, a las 8:00 de la mañana.