Pasar al contenido principal

Apareció el supuesto conductor que defiende al contratista Mauricio Arenas y hace exigencias económicas

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Tal y como se anticipó ayer miércoles: el incidente que protagonizó el contratista de la Alcaldía de Ibagué Mauricio Arenas Noreña, quien conducía en estado de embriaguez el pasado fin de semana, daría un giro de 180 grados. Todo gracias a que una persona, al parecer muy cercana a Arenas, saldría en su defensa, diría que él iba conduciendo y asumiría toda la responsabilidad para hacerle el quite al comparendo de 9’374.760 en la Secretaría de Tránsito Municipal y, de paso, limpiar su imagen ante el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, quien estudia la posibilidad de nombrarlo como Secretario de Apoyo a la Gestión. (Ver: Planean manipular los hechos para defender al contratista que conducía ebrio)

Y ese supuesto conductor ya apareció. El hombre se comunicó con la redacción de EL OLFATO desde un teléfono celular privado y no quiso identificarse. En un tono agresivo y amenazante, aseguró que el contratista Mauricio Arenas Noreña no era quien conducía el automóvil en la madrugada del sábado, sino que la persona que iba al frente del volante era él.

Además, anunció que adelantarán acciones legales en contra de este medio de comunicación por haber divulgado la información que entregó la Policía Metropolitana de Ibagué. Pero eso no fue lo más llamativo de la comunicación. Al escuchar la versión de este hombre y su insatisfacción por los artículos publicados, le ofrecimos una entrevista para que aclarara lo sucedido. su respuesta fue contundente: ¿cuánto me paga?

En ese momento, ante las amenazas y las exigencias económicas, grabamos la conversación porque la llamada, al parecer, tendría como propósito no solo defender al contratista sino también obtener un beneficio económico. “Tengo el video, el carro, tengo la hora, o sea, todo yo puedo comprobárselo ¿cuánto me paga?”, dijo el presunto conductor. -  ¿pagarle por qué?, preguntamos.

“Pues por la información, o es que ustedes creen que toda esa información falsa que están dando es al son de qué. Ustedes se creen un medio que pueden ir diciendo cosas por ahí, dañándole la reputación a las personas y ya, así de simple. Eso tiene precio, eso tiene precio; ustedes no pueden andar dañándole la reputación a las personas, ya sea un precio con lo ustedes van a pagar cuando yo compruebe eso y los demandemos, o ya sea un precio en efectivo que me paguen por yo ir y hablar con ustedes”, expresó. (Ver: Por reten policial, funcionarios y contratistas de la alcaldía de Ibagué protagonizan escándalo callejero)

Esta declaración resulta muy extraña. Lo normal en estos casos es que las personas que exigen una “rectificación” a un medio de comunicación se presentan con nombre propio y acceden a una entrevista para entregar su versión de los hechos, pero sin exigir dinero a cambio.

Además, el hombre parece no darse cuenta que EL OLFATO y otros medios de la ciudad simplemente divulgaron la información oficial entregada por el comandante de la Policía, coronel Jorge Morales, y los comparendos del señor Mauricio Arenas aparecen registrados en el Sistema Integrado de Información sobre Multas y Sanciones por Infracciones de Tránsito, Simit. (Ver: Contratista de la Alcaldía de Ibagué conducía embriagado: Policía)

“Usted sabe qué debería hacer, rectificar lo que hicieron esta mañana (miércoles), porque ustedes no pueden decir cosas que no pueden asegurar. Yo se lo estoy asegurando porque yo soy la persona que manejaba ese carro y eso es demandable porque yo tengo las pruebas y yo se las voy a entregar a las autoridades pertinentes; así que no digan cosas que no saben y no dañen la reputación de la gente de esa manera”, reiteró.

Cuando intentamos decirle que la rectificación tendría que pedírsela a la Policía Metropolitana de Ibagué, el individuo afirmó: “Yo sé que usted no necesita un consejo mío porque ni nos conocemos, pero si nos llegásemos a conocer yo le aconsejaría que para que usted tenga un medio con una credibilidad medianamente aceptable para este país, no escriba cosas que no sabe ¿listo? Que esté muy bien”.

En ese momento cortó la comunicación. Una vez concluyó la llamada, nos comunicamos con el comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Jorge Morales, quien ratificó que sus hombres actuaron correctamente e impusieron el comparendo al señor Mauricio Arenas porque era la persona que iba conduciendo el vehículo.

“Así quedó en el informe que le entregamos a la Secretaría de Tránsito”, insistió el coronel Morales. (Ver: Comparendo por alcoholemia de Mauricio Arenas) También buscamos al contratista Mauricio Arenas para que aclarara todos estos hechos, pero no contestó su teléfono celular ni respondió los mensajes que se le dejaron en su WhatsApp. Igualmente, lo buscamos a través de la Oficina de Comunicaciones de la Alcaldía de Ibagué y le dejamos razón que queríamos entrevistarlo.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker