Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Anla tumbó de manera definitiva proyecto minero en el municipio de Ataco

Medio Ambiente
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, tumbó de manera definitiva el proyecto de minería aluvial que pretendía realizar la Compañía Minera de Ataco S.A.S en el municipio de Ataco, Tolima.

“Muy contento por la decisión que acaba de tomar la Anla. Es muy positivo que la Anla mantenga el ejercicio del derecho y haya reconocido las alertas realizadas por la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, la Procuraduría judicial y ambiental, y todas las comunidades del sur del Tolima”, señaló Renzo García, vocero del Comité Ambiental del departamento.

De igual manera, insistió en que esta decisión es resultado del trabajo en equipo de muchos sectores sociales y de toda la comunidad ‘atacuna’, que salió a defender su territorio frente a la presencia de un proyecto minero que podía extenderse sobre grandes áreas del rio Saldaña.

“Es de aplaudir esta decisión y solamente tendría para decirle al resto de la comunidad que, si se puede, hay que seguir muy firmes y para adelante en esos ejercicios de defensa del agua, la vida y el territorio”, enfatizó el líder ambiental.

Por su parte, Helmer Abel Lozano, gerente de la asociación de usuarios del distrito de adecuación de tierras de gran escala del río Saldaña, Usosaldaña, expresó su agradecimiento a los comités ambientales que los apoyaron en esta lucha para poder impedir la explotación de oro en Ataco.

Es importante recordar que esta compañía minera habría estado solicitando la licencia ambiental para poder realizar sus actividades de explotación sobre un título minero intervenido anteriormente por la compañía “Mineros el Dorado”.

Como también que, de ejecutarse este proyecto, se afectaría de manera irreversible la conectividad de las zonas de recarga del río Saldaña, pues las obras que se planeaban ejecutar interrumpirían el ciclo natural de descarga de este río.

Adicionalmente, que esta empresa minera le había presentado una propuesta de estudio de impacto ambiental a Cortolima y en respuesta, la entidad le habría solicitado algunos requerimientos de carácter ambiental que no fueron debidamente sustentados.