Pasar al contenido principal

Alcalde electo 'les cantó la tabla' al director de Coldeportes y a los contratistas de los Juegos Nacionales

Ibagué
Autor:
Autor:

Al alcalde electo Guillermo Alfonso Jaramillo se le acabó la paciencia con el manejo que le han dado Coldeportes y la Alcaldía de Ibagué a la accidentada construcción de los escenarios del Parque Deportivo y la Unidad Deportiva de la calle 42, que se contrataron supuestamente para las competencias de los Juegos Deportivos Nacionales.

Este lunes, en una reunión de evaluación de las obras que se llevó a cabo en la sede del IMDRI, Jaramillo decidió levantarse de la mesa en la que estaban el director de Coldeportes, Andrés Botero; el director del IMDRI, Carlos Heberto Ángel; los contratistas, los interventores y el senador Guillermo Santos. (Ver: Director de Coldeportes visitó el Parque Deportivo y no encontró ningún avance)

Y antes de abandonar la reunión, bastante ofuscado, el alcalde electo les ‘cantó la tabla’. Les dijo que no estaba de acuerdo con nada de lo que han hecho, que le molestaba que no sancionaran a los contratistas por sus incumplimientos y que al final terminaran ‘premiados’ con la ampliación de los plazos para la entrega de las obras hasta mayo del año 2016.

Las cámaras del equipo de trabajo de Guillermo Alfonso Jaramillo captaron el momento exacto del altercado. En las imágenes se observa el tono del reclamo y lo sorprendidos que quedaron los asistentes a la reunión.


“No quiero que mañana digan que yo tuve algo que ver con las decisiones que se tomaron hoy, o que se tomaron hoy (lunes 7 de diciembre), yo sí pienso actuar”, expresó el alcalde electo al explicar su decisión de abandonar repentinamente la sede del IMDRI.

¿Qué provocó la reacción del alcalde electo? 

Guillermo Alfonso dijo que le parecía “grave” que los contratistas ‘colombo-españoles’ del Parque Deportivo y de la Unidad Deportiva de la calle 42 pretendieran una adición de $32 mil millones para terminar las obras, cuando les adjudicaron contratos por más de $120 mil millones y no cumplieron.

Además, le pareció sospechoso que los interventores, los diseñadores de los escenarios (Typsa - también españoles) y los contratistas pareciera que estuvieran alineados para obtener más recursos de la Alcaldía de Ibagué.

“Dice el señor interventor: es que nos reunimos con los de los diseños, nos reunimos con los contratistas, y nosotros los interventores decidimos de que falta plata, y que entonces hay que conseguir $22 mil millones más para terminar las obras del Parque Deportivo (...) Parece que el interventor jugara en el mismo equipo del contratista. Y que el interventor, los que hicieron los diseños más el contratista son todos del mismo bando, en detrimento de la Alcaldía”, señaló. (Ver: Las dudas de las licitaciones con acento español)

Y en cuanto al contratista de la Unidad Deportiva de la calle 42, Jorge Alexander Pérez, quien también hizo público su interés de adición, Jaramillo manifestó: “El chatarrero también está pidiendo $10 mil millones más en las obras de la 42 (Unidad Deportiva), estaríamos hablando de $32 mil millones, me parece supremamente grave”. (Ver: La historia del contratista experto en chatarra en Bogotá que hace escenarios deportivos en Ibagué)

Insistió en que a partir del primero de enero, cuando inicie su periodo de gobierno, todo será diferente y que él sí tomara decisiones, y que espera que la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría entreguen resultados de sus investigaciones.

Él es partidario de declarar la caducidad de los contratos, hacer efectivas las pólizas de cumplimiento y buscar nuevos contratistas que terminen los escenarios deportivos.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker