Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Alcalde del Líbano reconoce que hay pocos ventiladores para pacientes con COVID-19 y anuncia la apertura de 225 fosas comunes

"Si nos contagiamos de coronavirus, no nos van a mandar para el hospital sino para el cementerio", dijo un habitante del norte tolimense.
Región
Autor: Redacción Región
Autor:
Redacción Región
Foto: EL OLFATO

El alcalde del Líbano, Jesús Antonio Giraldo, entregó unas polémicas declaraciones que han generado pánico colectivo entre la población del norte tolimense. (VER: La historia del primer caso de COVID-19 en el Líbano)

En medio de una entrevista radial, el mandatario dijo que decidió abrir 225 fosas comunes para sepultar a las víctimas mortales de COVID-19, tras conocer que en el Hospital Alfonso Jaramillo Salazar hay pocos ventiladores mecánicos para el tratamiento de pacientes contagiados.

Anticipándose a lo peor, Giraldo dijo que había acogido esta medida porque quiere que su localidad no sufra la grave situación que se vivió en Guayaquil (Ecuador), donde cientos de personas fallecieron en las calles y en sus propias viviendas ante el colapso del sistema funerario.

“Aquí estamos tan preparados que tenemos 225 fosas en el cementerio y aproximadamente unas 80 bóvedas. Estamos preparados para que no nos vaya a pasar lo que sucedió en Ecuador que hubo muertos hasta en las casas y no había quién los levantara. Ojalá no nos toque, pero sabemos que aquí va a llegar”, expresó el Alcalde.

Asimismo, advirtió que en caso de necesitar tumbas adicionales, están prestos para habilitar más terrenos.

“Habilitaron un poco de espacios grandes, pero en un momento dado, si tocara habilitar más fosas, estamos preparados. Llegará el momento, si se dan una cantidad de casos colapsamos, no podemos ‘echar’ los pacientes para otra parte. Como se pongan las cosas nos toca arreglárnosla aquí”, manifestó en la emisora. 

Las impactantes declaraciones del mandatario local provocaron una avalancha de comentarios a través de redes sociales y desataron incertidumbre entre la mayoría de habitantes que temen por su vida en caso de contagiarse.

“Como no hay ventiladores, eso quiere decir que si nos enfermamos, nos van a enviar directo al cementerio. En vez de seguir abriendo huecos el Alcalde debería gestionar la compra de más respiradores para atender a los contagiados. Son irresponsables las declaraciones de ese señor”, afirmó Ramiro Polo, habitante de esa localidad.

Ante el polémico anuncio, el Alcalde Giraldo podría recibir un llamado de atención por parte del Ministerio de Salud para recordarle cómo debe tratar la información de salud pública, sobre todo cuando la población se encuentra en estado de alerta y la angustia es generalizada debido a la pandemia.

De momento, el Líbano registra un caso positivo del nuevo coronavirus. Se trata de una mujer de 94 años de edad que llegó remitida desde el municipio de Samaná (Caldas) y permanece hospitalizada en la UCI del Hospital Regional del norte del Tolima.