Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Alberto Girón y la fractura de la izquierda en Ibagué

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El proyecto político de la Colombia Humana en Ibagué está fracturado. La supuesta intención del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo de apoyar la candidatura del cuestionado exgerente del Ibal, Alberto Girón, para sucederlo en la Alcaldía Municipal, dividió a la izquierda.

Jaramillo habría decidido apartarse de las instrucciones dadas por Gustavo Petro e imponer su propio candidato, lo cual no están dispuestos a aceptar Marco Emilio Hincapié y Hugo Ernesto Zárrate, dos viejos amigos del mandatario, y quienes también aspiran a la Alcaldía de Ibagué.

“La orden de Petro es que tienen que hacerse consultas populares en todo el país y Guillermo ya escogió a Girón, y eso no puede ser así”, dijo una importante fuente del petrismo en Ibagué, que pidió no ser identificada.

La posición de Guillermo Alfonso forzó a Marco Emilio Hincapié a hacer un lanzamiento prematuro de su candidatura, el pasado primero de noviembre. (Ver: Marco Emilio Hincapié oficializó su precandidatura a la Alcaldía de Ibagué)

Hincapié llenó un salón del Hotel Casa Morales, tuvo en la mesa principal a Marco Emilio Jr. y a Juan Diego Angarita, dos exsecretarios de la Alcaldía de Ibagué y, como si fuera poco, invitó al evento a la primera gestora del Municipio Vilma Gómez, pieza clave del triunfo de Jaramillo en las elecciones de 2015.

Marco Emilio es muy cercano a Gustavo Petro, fue gerente de la Lotería de Bogotá, y no está dispuesto a aceptar la imposición de Guillermo Alfonso Jaramillo ni ve probable la llegada de Alberto Girón a la Colombia Humana.

“Yo creo que en la alternativa de la Colombia Humana él (Girón) no estaría, porque quienes estamos incluidos en la Colombia Humana no conocemos su participación como un líder que tenga un historial”, dijo Hincapié hace dos meses.

Zárrate inicia campaña en enero

Por el mismo camino va Hugo Ernesto Zárrate, el exsecretario de Gobierno de Ibagué y Bogotá, que hará oficial su candidatura a la Alcaldía en enero, una vez deje su cargo como notario.

Zárrate ya comenzó a ambientar su candidatura a través de su cuenta en Facebook. En ella ha colgado información sobre su experiencia pública, actualizó su foto de perfil y publicó imágenes que harían parte su campaña publicitaria.

El exsecretario de Gobierno de Ibagué es mucho más radical y directo sobre el tema de Alberto Girón. Eso dicen sus amigos más cercanos, quienes hablaron con esta redacción.

“Él no puede hacer ningún pronunciamiento mientras esté en la Notaría, pero en privado sostiene que un proyecto político como el que ha construido Gustavo Petro en Colombia no se le puede entregar a un aparecido en Ibagué”, aseguró una persona cercana a Hugo Ernesto.

Y es que Alberto Girón despierta mucha preocupación al interior del petrismo. Nadie sabe su origen político y su desempeño al frente del Ibal ha sido muy sombrío, principalmente en asuntos relacionados con la contratación estatal.

“De Girón oímos que trabajó con Chucho Botero y que después apoyó a Ricardo Ferro en sus campañas a la Alcaldía de Ibagué. Pocas semanas antes de las elecciones de octubre de 2015 abandonó a Ferro y terminó ingresando en el gobierno de Guillermo Alfonso. Lo otro que nos angustia es lo que denuncian los medios sobre su patrimonio y sus procesos de contratación, eso es delicado, pero Guillermo no lo quiere ver”, agregó la misma fuente.

Por esa razón, Zárrate -quien se muestra más fiel a ideario político de Petro- ha dicho que está dispuesto a romper políticamente con Guillermo Alfonso Jaramillo si él insiste en imponer a su candidato y apoyarlo subterráneamente, como hizo Luis H. Rodríguez con Jhon Esper Toledo.

“¿Qué tal? La Colombia Humana proponiendo un cambio en las costumbres políticas de este país y en Ibagué terminan haciendo lo que hacen siempre los caciques regionales”, le dijo Zárrate a otra fuente de EL OLFATO.

¿Girón se postularía por el Mais?

Alberto Girón es un ingeniero inteligente, frío, calculador, ambicioso y demasiado astuto. En tres años al frente del Ibal logró ‘eclipsar’ a Guillermo Alfonso Jaramillo y ahora pretende dejarlo como su sucesor en el Palacio Municipal.

Jaramillo siempre se desbordó en elogios para él. Le dio absoluta libertad para que hiciera y deshiciera en la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, y en algún momento lo presentó como el “vicealcalde” de la ciudad.

Siempre dijo que quería tener más personas como Alberto Girón en su gabinete y cuando se hacen denuncias en su contra lo defiende afirmando que es “envidia”.

Recientemente, cuando renunció al Ibal para iniciar su campaña, Jaramillo lo despidió con honores y aseguró que Ibagué le agradecería todo lo que hizo por la ciudad, lo que para muchos fue un claro mensaje de respaldo político. (Ver: “Ibagué le sabrá agradecer todo lo que ha hecho”: alcalde Jaramillo a Alberto Girón)

Girón mantiene línea directa con la mayoría de funcionarios y asesores del alcalde Jaramillo, y con Nayid Salazar -el poder detrás del poder- estaría estudiando la posibilidad de buscar el aval de Mais, el mismo movimiento indígena que avaló a Guillermo Alfonso Jaramillo.

Si le cierran las puertas en la Colombia Humana, la carta que se jugaría Girón es competir en una consulta de la izquierda avalado por Mais.

En ese escenario, Girón tendría todas las de ganar porque tendría a su favor la maquinaria de la Alcaldía de Ibagué y el respaldo de un grupo de poderosos contratistas del Ibal.