Pasar al contenido principal

Usted está aquí

A cuatro años de cárcel fue condenado otro integrante de la desarticulada banda delincuencial ‘Los Churros’

El señalado hacía parte de una banda criminal que operaba en Ambalema y tenía injerencia en Ibagué, Lérida y Venadillo, dedicada a efectuar homicidios, desplazamientos forzados y comercializar estupefacientes, entre otros delitos.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Foto: Policía Tolima

A 49 meses de prisión (cuatro años y un mes) fue condenado Andrés Libardo Zapata, por su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir agravado en concurso con fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

De acuerdo a las investigaciones, el señalado delinquía al servicio de la organización delincuencial ‘Los Churros’, con injerencia en Ambalema, Lérida, Venadillo e Ibagué.

Gracias a la interceptación de comunicaciones, vigilancias y seguimientos, así como un agente encubierto y reconocimientos fotográficos, la Fiscalía y la Sijín de la Policía del Tolima lograron impactar a la estructura en junio del año pasado con la captura de 24 de sus integrantes. (Ver: Policía del Tolima desarticuló banda delincuencial que operaba en Ibagué y en el norte del departamento)

Un fiscal de la ciudad adscrito a la Dirección Especializada contra Organizaciones Criminales que lideró la investigación, determinó que esta banda estaba bajo el mando de una mujer conocida como ‘La Churra’, desde 2016, la cual se encargaba de asignar los roles de los integrantes y coordinar la distribución de los estupefacientes, teniendo el control de casi el 80 % de la comercialización en diferentes modalidades. (Ver: A la cárcel fue enviado un peligroso integrante de una reconocida banda delincuencial del norte del Tolima)

El actuar delincuencial de la organización ilícita conllevó a la ejecución de varios homicidios por la disputa de la línea del microtráfico, tras crear fronteras invisibles que al ser sobrepasadas por integrantes de otras bandas, eran asesinados por ‘Los Churros’.

Esta decisión es de primera instancia y sobre ella proceden los recursos de ley.