Pasar al contenido principal

Usted está aquí

88 millones en contratos recibieron el zar anticorrupción, su hija y su novia en la Alcaldía de Ibagué

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

La vinculación del abogado bogotano Augusto Ocampo como zar anticorrupción de la Alcaldía de Ibagué sigue generando controversia en la ciudad. A sus polémicas intervenciones en los medios de comunicación y el abierto activismo político en favor del aspirante presidencial Gustavo Petro, se sumó un ingrediente más. (Ver: ¿Primera denuncia del zar anticorrupción de Ibagué resultó un falso positivo? Ahora se supo que Ocampo no ingresó solo a la administración del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, sino que con él fueron contratadas su hija y su novia. La asesoría de los tres le cuesta este año al Municipio $88’000.000. Para muchos este hecho podría generar conflictos éticos para el desempeño de su labor por cuanto podría perder independencia para investigar, por ejemplo, en la Secretaría de Hacienda, dependencia en la que laboran las dos mujeres.

Los contratos

El abogado Augusto Ocampo firmó el contrato 1520, el 26 de enero pasado, por $56’000.000 y recibirá siete pagos mensuales por $7’000.000. (Ver contrato zar anticorrupción) El zar tiene entre otras, 10 obligaciones específicas y una de ellas es: “facilitar y apoyar la gestión para la revisión de la corrupción en el municipio”. La supervisión del contrato la hará el secretario de Hacienda de Ibagué, Juan Vicente Espinosa, o quien haga sus veces. Precisamente, la novia y la hija de Ocampo también trabajan para la Secretaría de Hacienda. La pareja del zar anticorrupción Paola Andrea Villada Velásquez (de Palmira -Valle-) fue contratada como coordinadora del proceso administrativo de cobro coactivo del grupo de tesorería, de la Secretaría de Hacienda, por $22’400.000. Villada recibirá $2’800.000, durante ocho meses. (Ver contrato de la novia del zar) Y, por último, como el mismo Ocampo lo había reconocido públicamente, su hija está trabajando en la tesorería del Municipio en calidad de asistente de apoyo, debido a que es bachiller. La joven Luisa María Ocampo dejó su residencia en Bogotá y llegó a Ibagué por un contrato por $9’600.000, con un plazo de ejecución de ocho meses, el mismo periodo de la novia de su padre. (Ver contrato hija del zar)

Ocampo niega a su novia y dice que no hay conflictos éticos

EL OLFATO contactó al zar anticorrupción, quien aceptó responder un cuestionario vía correo electrónico. En resumen, Ocampo dijo que no existe ningún conflicto ético por la vinculación de las dos mujeres, afirmó que desconoce cómo fueron contratadas su hija y su novia en la Alcaldía de Ibagué y negó la existencia de una relación afectiva con la profesional Paola Andrea Villada, pese a que la ha presentado públicamente como su pareja y en la red social Facebook -que es pública- ambos intercambian amorosos mensajes y románticas fotografías. No obstante, vale la pena decir que una vez los medios de comunicación comenzaron a indagar sobre él, Ocampo decidió aumentar los controles de privacidad de su cuenta en Facebook y ocultó las fotos con su pareja. Además, un periodista se desplazó hasta el conjunto residencial La Riviera, en la calle 69, cerca la Universidad de Ibagué, y los porteros de su edificio confirmaron que el zar anticorrupción y la señora Villada viven en el mismo apartamento. 

(Ver contrato

El cuestionario y sus respuestas

¿Tiene algún vínculo sentimental con Paola Andrea Villada Velásquez? Le preciso que a la mencionada dama la conozco de tiempo atrás, actualmente soy su abogado. Ella es una más de las mujeres que lastimosamente en nuestro país han sido víctimas de la violencia intrafamiliar. Agredida con medida de protección para proteger a su vida y madre cabeza de hogar que responde por sus 4 hijos todos menores de edad. En curso contra el padre de los niños hay tres denuncias penales. Respetuoso de su labor periodística y de su profesionalismo confío en que cualquiera que sea la proyección que le den a la nota que preparan, mi representada NO resulte revictimizada. Su integridad corre peligro toda vez que se desconoce el paradero del agresor-denunciado. Sería lamentable y gravísimo arruinar el anonimato que hoy minimiza el riesgo que correo de que el delincuente cumpla con las amenazas proferidas en su contra. Por lo demás, me abstengo de brindar mayor información al amparo del secreto profesional que protege mi actividad como abogado. Me vincula a ella un sentimiento de admiración y aprecio, como ha sido constante en mi ejercicio profesional prohijo la defensa de personas sujetos de especial protección y ella no es la excepción, sin reparo he optado por apoderar lo que en mi oficina llamamos una causa justa. ¿La contratación de su hija y de la señora Villada con la Alcaldía de Ibagué genera un conflicto ético para el desempeño de su función como zar anticorrupción?  Ningún conflicto ético. Tenga la certeza de que de tener conocimiento de alguna irregularidad o posible comisión de conducta que pueda constituir falta disciplinaria o delito, personalmente radicaría la respectiva denuncia. Por eso como lo manifesté en pasada rueda de prensa, si alguien sabe o posee información sobre ilegal o punible proceder lo que se espera que se ponga en conocimiento de las autoridades. ¿Cómo se vincularon estas personas a la Alcaldía de Ibagué? ¿Hubo recomendaciones o fueron contratadas por méritos? Desconozco si hubo recomendaciones y de qué tipo que hayan sido determinantes para su vinculación. De lo que sí puedo dar fe y admito sin reparo, es que por sus altas calidades personales y profesionales en todos los escenarios donde tengo la oportunidad de interactuar, doy el mejor de los conceptos de ellas. Seguro a muchos no solo en esta administración sino en donde yo pueda no dudaría en sugerir sus hojas de vida. Personas con tan altos perfiles éticos, respeto por los principios y valores son un patrimonio invaluable para cualquier empresa.