Pasar al contenido principal

Usted está aquí

20 años sin Jaime Garzón

Hoy se cumplen veinte años de la muerte de Jaime Garzón. Dos décadas en las que Colombia ha estado privada de su particular ingenio y sátira.
Nación
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Foto: Colprensa

Hoy se cumplen veinte años del silenciamiento de Jaime Garzón. Dos décadas en las que Colombia ha estado privada de su particular ingenio y sátira. Hoy, la Fundación para la Libertad de Prensa recuerda a Jaime y su legado y hace un llamado a la justicia para que se para que avance en el esclarecimiento de su asesinato y en la sanción de todos los responsables.

La justicia necesita más avances

En el proceso que se adelanta por el asesinato de Jaime Garzón, han sido vinculados miembros de grupos paramilitares, funcionarios del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y de las fuerzas armadas. No obstante, a veinte años del crimen, aún no se ha investigado y judicializado a toda la cadena criminal.

El 10 de marzo de 2004, el Juzgado Séptimo Penal del Circuito Especializado de Bogotá condenó al jefe paramilitar Carlos Castaño como coautor del delito de homicidio agravado, tras demostrarse que fue él quien dió la orden para ejecutar el homicidio de Jaime Garzón. En esta misma decisión, se absolvió a Juan Pablo Ortiz Agudelo, “alias Bocha”, y Edilberto Antonio Sierra Ayala, “alias Toño”, por el delito de homicidio debido a falta de pruebas.

El 13 de agosto de 2018, el Juzgado Séptimo Penal del Circuito Especializado de Bogotá condenó a José Miguel Narváez Martínez, ex subdirector del DAS, a treinta años de prisión por el delito de homicidio agravado en calidad de determinador. El 19 julio de 2019, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, redujo la pena a 26.3 años, tras considerar que al procesado se le había aplicado erróneamente un agravante.

En 2012, el Coronel del Ejército Jorge Eliécer Plazas Acevedo fue vinculado a la investigación por el delito de homicidio agravado, luego de determinar que tenía una estrecha relación con Castaño y Narváez cuando era jefe de inteligencia de la Brigada XIII del Ejército en 1998. En mayo de 2018 el proceso fue suspendido dado que el expediente fue remitido a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), luego de que Plazas Acevedo decidiera someter su caso a dicho Tribunal. Por el momento se está a la espera de que la JEP adopte una decisión al respecto.

Frente a la responsabilidad del Estado, el 19 de julio de 2011 los familiares de Jaime Garzón realizaron una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), frente a la cual no se ha adoptado una decisión de fondo. Por otra parte, el 14 de septiembre de 2016, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, declaró, en segunda instancia, la responsabilidad agravada del Ministerio de Defensa – Ejército y Policía Nacional – por el homicidio del periodista, considerar que el homicidio fue perpetrado por paramilitares aliados con agentes del Estado. Además, el alto tribunal declaró que los hechos constituyen un crimen de lesa humanidad, pues hacen parte de un ataque generalizado y sistemático auspiciado por la institucionalidad estatal.

Sin embargo, en materia penal, el pasado 19 de julio, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en el caso que se sigue contra el general (r) José Miguel Narváez, confirmó la decisión de primera instancia de no declarar el crimen de Jaime Garzón como un crimen de lesa humanidad. Según explicó el Tribunal, al momento de la comisión de los hechos no estaban tipificados los crímenes de lesa humanidad en el ordenamiento colombiano, en consecuencia, adoptar dicha calificación jurídica agravaría la situación de Narváez. Por otro lado, el Tribunal consideró que el juicio se centró en dar por probada la responsabilidad de Narváez, más no en demostrar la configuración de los elementos de un crimen de lesa humanidad.

La FLIP considera que esta decisión desconoce los estándares nacionales e internacionales para la investigación y juzgamiento de las graves violaciones a los derechos humanos, pues para la fecha de los hechos sí existía normatividad aplicable en Colombia que reconoce la existencia y caracteriza los crímenes de lesa humanidad. Así se ha reconocido en diversos pronunciamientos de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia. La decisión adoptada por el Tribunal, conllevaría a la prescripción del homicidio de Jaime Garzón, lo cual constituiría una obstrucción al desarrollo de la investigación, y con ello se mantendría en estado de impunidad del caso.

Sátira contra la censura

En el marco del aniversario 20 de la muerte de Jaime Garzón, la FLIP lanzó el proyecto #Revivamoselhumor, que consiste en la financiación de diez proyectos de personas interesadas en hacer humor periodístico. Las iniciativas que fueron seleccionadas en febrero 2019 han recibido tutorías de Santiago Rivas, La Pulla y Actualidad Panamericana como apoyo para la realización de un piloto. Los contenidos que resulten de este proceso serán publicados próximamente en un micrositio de la Liga Contra el Silencio.

*Con información de la Flip