Los peligrosos ‘montículos’ de cemento de la calle 60

La calle 60 de Ibagué, entre la carrera Quinta y la avenida Ambalá, es conocida como 'La milla de oro' de Ibagué. Cerca a esa arteria vial están ubicados los tres centros comerciales más grandes de la ciudad y decenas de proyectos habitacionales han dinamizado la economía de esta zona comercial.

Pero, mientras el valor del metro cuadrado en el sector sigue disparado, la calle 60 sigue deteriorándose y unos 'montículos' de cemento se han convertido en una verdadera amenaza para los conductores de vehículos y, en especial, para los motociclistas.

Quien sube por el puente elevado, ubicado sobre la paralela de la carrera Quinta, debe transitar con mucho cuidado para no caer en los huecos ni golpear los vehículos con los desperdicios de concreto que están en el costado derecho de la vía.

Las 'minimontañas' de concreto miden no menos de 20 centímetros de altura y podrían provocar la caída de motociclistas y ciclistas.

"Uno que pasa todos los días por aquí ya los conoce, pero si alguien que no sabe, y viene rápido en una moto puede salir expulsado. De verdad que es una amenaza. Seguro están esperando que haya un muerto para arreglar esto", dijo Ever Rodríguez, motociclista.

Los desperdicios de concreto están regados a lo lardo varios metros, sobre todo en el carril derecho del puente, pero ningún funcionario de la administración local parece estar enterado.

La secretaria de Infraestructira de Ibagué, Sandra Rubio, dijo el pasado 2 de agosto que no podía entregar información porque desconocía lo que ocurrió en esta vía.

"Yo ahora no le puedo dar información, hay que revisar", afirmó la servidora pública y dio por terminada la comunicación.

Una semana después, esta redacción la buscó para conocer qué solución le daría a esta situación, pero no fue posible comunicarse con ella.

La oficina de prensa de la Alcaldía de Ibagué explicó que por orden del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo los funcionarios solo pueden emitir comunicados oficiales, con lo cual impiden que los periodistas puedan hacer preguntas y contrapreguntas, y terminen repitiendo la versión oficial de la administración.

Por: REDACCIÓN IBAGUÉ

Foto: elolfato.com / hernando bazurto

Fecha: viernes - 11 agosto - 2017