Las cinco actitudes más comunes de una persona que es maltratada por su pareja

Depresión, inseguridad, dependencia, ansiedad, gastritis, úlceras o trastornos de sueño son algunas de las conductas y síntomas que puede presentar una persona al ser maltratada física o emocionalmente por su pareja.

Generalmente, los agresores se caracterizan por ser dominantes y estrictos con sus posiciones, siempre piensan que tienen la razón. Además, actúan con desconfianza y no controlan sus impulsos.

“De acuerdo con diferentes estudios nacionales e internacionales, los diferentes tipos de maltrato se caracterizan por vulnerar los derechos humanos de la otra persona y generar situaciones de dolor resentimiento e impotencia. El victimario utiliza la fuerza ante la imposibilidad de ejercer el control o ante la necesidad de llevar a cabo acciones unilaterales; y la víctima asume posturas de sumisión y/o miedo ante la vida en general”, aseguró la doctora, Mónica Polo, docente de la Facultad de Psicología de la Fundación Universitaria Sanitas.

Tenga en cuenta las siguientes señales para detectar si un familiar o amigo cercano es víctima de maltrato:

  1. Aislamiento: esto puede darse por las secuelas físicas y psicológicas que develarían que la persona es “víctima” de maltrato.

  1. Pensamiento negativo: en algunas ocasiones el maltrato no es denunciado por temor al desprestigio social y familiar, pero se  hace evidente en el contenido de los relatos de la víctima al estar impregnados de negativismo y bajo aprecio y aprobación a sí mismas.

  1. Mal humor: por lo general las víctimas de maltrato suelen tener un temperamento alejado de la felicidad y sufren cambios bruscos de sus estados de ánimo lo cual refleja el psicológico de la persona.

  1. Consecuencias en la salud: es normal que cuando una persona  está siendo víctima de maltrato, presente consecuencias en la salud que reflejen el estado afligido de la persona como consecuencias psicológicas y fisiológicas relacionadas con el estrés, la sudoración, taquicardias, gastritis, ulceras, entre otros.

  1. Excesiva aceptación: el maltrato convierte a las víctimas en seres sumisos ya que sus relaciones las ha basado en el miedo y la desconfianza con el fin de evitar a toda costa el desacuerdo o el conflicto. Por esta razón, por lo general, las personas que sufren de maltrato no suelen exponer su posición u opinión frente a un tema o acción  sino que se limitan a acatar órdenes.

Por: REDACCIÓN SALUD

Foto: SUMINISTRADA

Fecha: sábado - 7 enero - 2017