Botero y Luis H.

Ibagué “está afectando la imagen de Coldeportes”: Andrés Botero

El director de Coldeportes, Andrés Botero, aliado estratégico y defensor del exalcalde Luis H. Rodríguez en el escandaloso proceso de construcción de los escenarios de los Juegos Deportivos Nacionales 2015, pasó a ser uno de los principales testigos de la negligencia administrativa de la pasada administración.

Atrás quedaron los reiterados “espaldarazos”, sus votos de confianza para el cuestionado exmandatario y sus críticas a los medios de comunicación que se atrevieron a denunciar todas las irregularidades de las licitaciones a los que llamó “palos en la rueda”. Ahora, Botero asume el rol de denunciante ante los órganos de control. (Ver: Los hombres que intentaron tapar el sol con un dedo)

El funcionario emitió un extenso comunicado de prensa con el que pretende “lavarse las manos” de todo lo que ocurrió en Ibagué con los recursos girados por el Gobierno Nacional y en el que relata, detalladamente, los incumplimientos de la administración de Luis H. Rodríguez. (Ver: Andrés Botero, director de Coldeportes, aplicó el discurso de 'La chimoltrufia')

Lo extraño es que nada de lo que cuenta ahora lo hizo público el año pasado, y pese a los evidentes retrasos en las obras, siempre dijo que “confiaba” en Rodríguez, sus funcionarios y contratistas. Parece que Botero llevaba dos discursos: uno público y una privado. Este último le serviría para defenderse de las futuras investigaciones si las cosas salían mal, como finalmente ocurrió. (Ver comunicado oficial: El 'espaldarazo' de Coldeportes a Luis H. Rodríguez)

El director de Coldeportes explicó que se firmaron 12 convenios con la Gobernación del Tolima y el Imdri para cofianciar “las obras de la infraestructura deportiva para los XX Juegos Deportivos Nacionales y IV Paranacionales en el municipio de Ibagué, cuya responsabilidad de la ejecución es del municipio”.

El valor total de los convenios suscritos fue de 97.700 millones, aportados así: Coldeportes, 74.160 millones; Gobernación del Tolima, 18.539 millones y municipio de Ibagué, 5.000 millones.

“Los desembolsos al municipio de Ibagué por parte de Coldeportes, a 30 de septiembre de 2015, fueron por el monto de 56.467.784.070 y existe un saldo sin ejecutar de 17.692.215.931 en reserva presupuestal de la entidad, sujeto al avance de ejecución obras de un 75%. En consecuencia, se abonó el 76.14%. Por parte del departamento del Tolima se giró la municipio de Ibagué 14.831.999.729, correspondiente al 80%, y el valor pendiente es de 3.708.000.270”, aseguró Botero.

Insistió en que la responsabilidad legal siempre fue de la Alcaldía de Ibagué. “Sin embargo, el Municipio no cumplió con la construcción de los escenarios, afectando la imagen de Coldeportes y el desarrollo de los Juegos Nacionales en los escenarios proyectados para su realización”, subrayó el director de Coldeportes.

Caso Parque Deportivo

Para la ejecución de los escenarios del Parque Deportivo, el Municipio de Ibagué celebró el 17 de abril de 2015 un contrato de obra con la Unión temporal Parque Deportivo Ibagué 2015, constituida por tres miembros (Construcciones y Obras de Ingeniería Civil SAS; Vera Construcciones Sucursal Colombia y Benjamín Tomás Herrera Amaya), teniendo como fecha límite para la entrega de las obras el 31 de octubre de 2015. Dicho contrato no se cumplió, por cuanto los avances de obra nunca fueron consecuentes con el cronograma establecido, pues para la fecha en mención, presentaban un retraso mayor al 50 por ciento.

 

Advirtió que Coldeportes no tiene ningún vínculo jurídico con dicho contratista, como tampoco con la interventoría, ya que la relación contractual es con el municipio de Ibagué, por lo que no tiene la potestad para ejercer mecanismos coercitivos para exigir su cumplimiento, tales como la imposición de multas, cláusula penal o declaración de caducidad de los contratos.

Y resaltó que la Alcaldía de Ibagué es la entidad responsable de “sancionar, imponer multas y declarar la caducidad del contrato de obra para la construcción del Parque Deportivo, es el municipio de Ibagué, al ser la entidad estatal contratante de la obra”.

Dijo que: “Desde el principio, la propuesta de Coldeportes fue que cada convenio tuviera un contratista diferente para facilitar así la realización de las obras” pero el exalcalde Luis H. Rodríguez, “hizo caso omiso”, porque prefirió tener relación directa con dos contratistas (Unidad Deportiva de la 42 y Parque Deportivo) y no con 12.

Un año después, cuestiona la adición ‘a dedo’ de $8.000 millones

En el año 2015, el municipio de Ibagué adelantó la licitación pública 05 de 2015 para seleccionar el contratista que ejecutaría las obras de los siguientes escenarios: pista de BMX (convenio 162-15), tejódromo (convenio 163-15) y estadio de sóftbol (convenio 164-15).

“Dicha licitación fue declarada desierta y por esta razón, el municipio adicionó estas tres obras al contrato suscrito con la unión temporal Parque Deportivo, sobrecargando al Contratista que no tuvo capacidad operativa ni financiera, convirtiéndose en una de las razones principales del incumplimiento en la entrega de las obras. Se concentró la ejecución de la obra en un solo contratista sin que existiera una pluralidad de oferentes”, manifestó Botero. 

Explicó por qué retiró los recursos este año

También sobre las obras del Parque Deportivo, Botero dijo que este año todo se enredó más cuando el incumplido contratista colombo-español pretendió una millonaria adición presupuestal cuando tenía un avance de obra tan bajo.

“El representante de la Unión Temporal manifestó que se requería una adición de 25 mil millones de pesos para terminar las obras. Tal solicitud fue rechazada, al no haber ejecutado el 100 por ciento de los recursos que aportó Coldeportes, teniendo en cuenta que existen en las cuentas del municipio 27 mil millones de pesos sin ejecutar y hay un saldo por desembolsar por parte de la Nación de 17.692.215.931”.

Frente a dicha circunstancia, se manifestó “que no tenía coherencia presentar un avance de ejecución de obra total por debajo del 30% y requerir adiciones presupuestales”.

Y agregó: “Ante la solicitud del municipio de Ibagué de suspender los convenios Interadministrativos, el 28 de enero de 2016 Coldeportes emitió concepto jurídico mediante el cual informaba al municipio de Ibagué que por no presentar avances de obra entre octubre y diciembre de 2015, era improcedente suspenderlos, pues no existía una justificación de fuerza mayor, caso fortuito o de interés público que impida, temporalmente, cumplir con el objeto de las obligaciones a cargo de las partes contratantes”.

Luis H. se negó a responder comunicaciones de Coldeportes

Durante el plazo de ejecución de los convenios, Coldeportes realizó más de 20 requerimientos al municipio de Ibagué, los cuales no fueron contestados.

Por tal motivo, el Departamento Administrativo interpuso una acción de tutela por la vulneración al derecho fundamental de petición, exigiendo respuesta a tales oficios, la cual se falló a favor de Coldeportes y ordenó al municipio emitir la respuesta respectiva.

Asimismo, Coldeportes corrió traslado a la Contraloría, a la Procuraduría, a la Fiscalía General de la Nación y elevó solicitud de investigación a los funcionarios del Municipio y del IMDRI por incumplir los convenios suscritos, y por presuntas irregularidades en la contratación que debió realizar el municipio de Ibagué para la construcción de los escenarios.

De igual forma, se interpuso una Acción Popular contra el Municipio de Ibagué con el fin de buscar la protección de los intereses y derechos colectivos a la moralidad administrativa, al patrimonio público y el derecho al deporte, en procura del debido manejo y cuidado en los asuntos de contratación. La Acción Popular por reparto le correspondió al Juzgado Once Mixto Administrativo de Ibagué, la cual se admitió y está en curso el trámite de notificación de las medidas cautelares.

En ese contexto, al presentarse el incumplimiento y el vencimiento de seis de los nueve convenios interadministrativos del Parque Deportivo, el 30 de marzo de 2016 se iniciaron las acciones de controversias contractuales contra el municipio de Ibagué, con la radicación en la Procuraduría General de la Nación sede de Ibagué, de la solicitud de conciliación prejudicial de seis convenios correspondientes a los escenarios de tejo, pista de BMX, patinódromo, complejo de raquetas, estadio de atletismo y estadio de sóftbol.

No obstante, siguen vigentes tres convenios hasta el 30 de mayo correspondientes al complejo acuático, Coliseo Mayor y urbanismo, sin que a la fecha registren ningún avance en la ejecución de obra.

Por: LUIS EDUARDO GONZÁLEZ

Foto:

Fecha: Domingo - 17 abril - 2016